• El tiempo





  • » Cuando el corazón es incapaz de mantener una adecuada circulación

    Esta nota fue creada el Lunes, 9 Noviembre, 2015 a las 6:45 hrs
    Sección: La corazonada

    La insuficiencia cardíaca es un grave problema de salud en todo el mundo. Es un síndrome, pues es un conjunto de síntomas que se presentan asociados a diferentes causas. El concepto básico es que en la insuficiencia cardíaca, el corazón es incapaz de mantener una adecuada circulación, por lo que todas las células del cuerpo no reciben el oxígeno y los nutrientes necesarios y tampoco son capaces de expulsar sus sustancias de desecho. Esto lleva a las personas a un estado de salud muy deteriorado y a una muerte prematura.

    Es mucho más común de lo que se piensa, puesto que su frecuencia es de tres a veinte casos por cada mil habitantes si consideramos todas las edades, pues la insuficiencia cardíaca también afecta a los niños. Si analizamos a los adultos en la tercera edad, encontraremos unos 30 a 120 pacientes por cada mil personas de 65 años y más. De hecho en las personas de esta edad, “insuficiencia cardíaca” es el diagnóstico de hospitalización más mencionado al egreso. Esta es la razón de que en una Corazonada previa, yo hiciera una afirmación en el título: “El dinero no va a alcanzar”, por el número tan alto de pacientes que llegan a esta situación, en la cual no es nada más el costo del tratamiento, sino que además se pierden miles de horas de trabajo y salarios.

    Hay tres formas de presentación clínica: la crónica, la aguda que puede llegar hasta el estado de choque y la crónica agudizada. Ésta última está asociada a la angina de pecho, al descontrol de la presión arterial y a problemas inherentes al paciente, por ejemplo la irregularidad en la toma de sus medicinas o la irresponsabilidad de comer con más sal de la indicada. Generalmente todo el corazón es insuficiente en esta situación, pero puede haber predominio de la lesión para alguno de los dos lados del corazón y les conviene saber que hay insuficiencia sistólica que es un defecto para lograr un bombeo cardíaco adecuado e insuficiencia diastólica, que es la incapacidad de llenarse correctamente que tiene el corazón, cuando está muy rígido como le pasa a los hipertensos que no se controlan adecuadamente.

    Las causas de la insuficiencia cardíaca son múltiples: defectos congénitos del corazón, infecciones cardíacas sobre todo las virales (problema llamado miocarditis viral), las lesiones de las válvulas cardíacas, algunas afecciones del tiroides, algunos medicamentos que pueden dañar al corazón como los usados para el cáncer, el enfisema por tabaquismo y otros más. Pero las dos causas más frecuentes, presentes hasta en el 90% de los casos, son los infartos del miocardio (enfermedad conocida como cardiopatía isquémica) y la hipertensión arterial, en ese orden.

    La presentación clínica es muy parecida en todos los pacientes: retienen líquido por lo que desarrollan edemas (hinchazones) en piernas así como congestión en el hígado que ocasiona bastante dolor; con frecuencia tienen las yugulares muy hinchadas y el rostro congestionado. Los pacientes orinan menos de lo normal y les falta el aire de manera progresiva, de modo que se ahogan con un menor esfuerzo día a día. La disnea, nombre técnico de la falta de aire, llega a presentarse incluso en la noche, por lo que el paciente empieza a usar más almohadas pues de otro modo lo despierta la falta de aire. Esto se llama disnea paroxística nocturna y es un síntoma indicativo de que la vida corre un peligro inminente. Muchos síntomas son derivados de las respuestas que el organismo produce para compensar la falla, como es la taquicardia refleja y los edemas.

    El tratamiento está basado en el control de la causa y la mejoría de los síntomas, con el objetivo preciso de favorecer el pronóstico. Algunos pacientes requerirán cateterismo cardíaco y la realización de una angioplastia con o sin stent, en tanto que otros requieren cirugía de corazón abierto. Otros más necesitarán poner a tiempo su corazón con el empleo de un marcapaso con resincronización cardíaca y si tienen muy dilatado el corazón, requerirán un desfibrilador implantable, que disminuye el riesgo de la muerte súbita si bien no mejora los síntomas. De estos equipos les hablé en una Corazonada previa llamada “Poniendo a tiempo tu corazón”. Los diuréticos, sobre todo los ahorradores de potasio como a eplerrenona y la espironolactona mejoran los síntomas y agregan años de vida a los pacientes con insuficiencia cardíaca. La digoxina ha sido prácticamente abandonada después de dos milenios de uso, por lo que ha quedado restringida a pacientes con fibrilación auricular e insuficiencia cardíaca. Todos los pacientes deben recibir bloqueadores de adrenalina que mejoran los síntomas y aumentan años de vida a estos pacientes. En el caso de pacientes con el corazón muy dilatado, deben recibir anticoagulantes para evitarles una embolia, que puede dejar secuelas muy severas y definitivas. No analizo a las células madre ni al trasplante del corazón como manejo del problema, pues ya he mencionado que no son opciones viables en México.

    Sin duda lo mejor es evitar que los pacientes lleguen a la insuficiencia cardíaca pues tiene una mortalidad del 45 al 60% a un año del primer evento de descompensación y a pesar del manejo más estricto del problema, solamente uno de cada cinco pacientes permanece vivo a los 5 años.

    En conclusión, la medicina más barata y la más eficiente es la prevención de la insuficiencia cardíaca y se logra con disciplina y el óptimo apego a su tratamiento de cada uno de los pacientes con cardiopatía isquémica y con hipertensión arterial.

    ricardo.jauregui03@gmail.com

    Hasta la próxima.





               



    Comentarios
    No hay comentarios en “Cuando el corazón es incapaz de mantener una adecuada circulación”

    El área de comentarios esta cerrada.