• El tiempo





  • » Erdogan, ¿el nuevo “Padre de Turquía”?

    Esta nota fue creada el Domingo, 16 Julio, 2017 a las 23:07 hrs
    Sección: El mundo

    Ankara.- En casi tres años al frente del gobierno, el presidente turco Recep Tayyip Erdogan ha ganado poder político y controversia, tanto en su país como a nivel mundial, más que ningún otro dirigente desde la muerte del fundador y primer presidente de la República de Turquía, Mustafá Kemal Atatürk.

    El fallido golpe de Estado de julio del año pasado, la presión que ejerce frente a la Unión Europea (UE) y los cambios constitucionales aprobados tras el referéndum del 16 de abril pasado, que le confieren amplios poderes como presidente, forman parte de la fortaleza interna que presume Erdogan.

    Sin embargo, causa controversia no sólo entre sus seguidores sino entre sus adversarios que no lo pierden de vista, porque consideran que además de transformar el sistema político de Turquía y retomar tradiciones islámicas, quiere acabar con el legado de Atatürk (1881-1938).

    Mustafá Kemal “Atatürk” fue un oficial del Ejército y célebre estadista turco, así como el fundador y primer presidente de la República de Turquía, sucesora del Imperio Otomano. Como presidente impuso una serie de reformas para crear un Estado moderno, democrático y laico.

    La imagen de Turquía está completamente ligada a Atatürk en todas sus facetas, pues calles, avenidas, aeropuertos e incluso billetes y monedas llevan la imagen y el nombre de quien llaman “Padre de la Patria”.

    El presidente Erdogan quiere ir más allá y se apoya en la población que siempre tuvo una actitud distanciada con respecto a las reformas de Atatürk.

    Para ello, primero tomó varias medidas con carga simbólica: construyó una gran mezquita sobre una colina a orillas del Bósforo, aumentó los impuestos al alcohol y autorizó el uso del velo islámico en instituciones estatales, que hasta hace poco estaba prohibido.

    Además, sometió a voto la reforma constitucional, el 16 de abril de este año, la cual sustituye al actual sistema parlamentario, establecido en 1924 por Atatürk, por un sistema presidencialista que le concederá “poder absoluto”.

    Con la aprobación del referéndum, Turquía se convertirá en una república presidencialista, lo cual dotará a la jefatura de Estado, es decir al presidente Erdogan, amplios poderes ejecutivos, que le permitirán promulgar decretos y designar ministros.

    El sistema presidencialista se comenzará a aplicar en 2019 y abriría la puerta a que Erdogan, que ahora tiene 63 años de edad, pueda ser presidente con amplios poderes hasta el año 2029, incluso hasta 2034.

    Además, el presidente turco, quien llegó al poder el 28 de agosto de 2014, ha provocado una y otra vez la ruptura de las negociaciones sobre la adhesión del país a la Unión Europea, UE, iniciada hace más de 10 años por Ankara.

    Erdogan parece dispuesto a mantener la relación económica con la UE, el principal socio comercial de su país, sin los condicionamientos políticos que las aspiraciones a “ser un país europeo” imponían hasta ahora a Turquía, un país de 79 millones de habitantes situado estratégicamente a un paso entre Europa y Asia.

    El 15 de julio de 2016, el mandatario turco logró controlar en poco tiempo un intento de golpe de Estado, que dejó al menos 248 muertos y dos mil heridos, luego que miles de personas salieron a las calles para expresarse en contra de la asonada, respondiendo al llamado de Erdogan de defender la democracia.

    Esta intentona golpista, sexta que vive el país desde la época de Atatürk, mostró la cara dura de Erdogan, quien desde entonces lleva a cabo una purga que ha dejado inhabilitados a funcionarios, jueces y fiscales, fuerzas del orden, profesores de universidad y medios de comunicación.





               



    Comentarios
    No hay comentarios en “Erdogan, ¿el nuevo “Padre de Turquía”?”