• Clima

    Ciudad de México
    15°
    Soleado
    07:0820:17 CDT
    Se siente como: 15°C
    Viento: 11km/h 50°
    Humedad: 72%
    Presión: 1028.5mbar
    Índice UV: 2
    JuViSaDoLu
    24/12°C
    24/12°C
    26/12°C
    25/12°C
    26/12°C




  • » Elegir el mejor medicamento contra la presión alta

    Esta nota fue creada el lunes, 28 marzo, 2016 a las 8:05 hrs
    Sección: La corazonada

    Todas las personas que padecen de hipertensión arterial sistémica, debieran estar recibiendo el mejor medicamento contra su padecimiento. El objetivo de La Corazonada de hoy es informarles los aspectos que su médico debe haber considerado para tomar la decisión del medicamento que les prescribió para el tratamiento de esta enfermedad.

    El tema es muy específico, implica mucha información y con la finalidad de no aburrirlos, analizaré los apartados que considero necesarios para que cada uno de mis amables lectores pueda tener una idea adecuada sobre su manejo antihipertensivo.

    Inicio el análisis con el tema más básico, que es la causa de la hipertensión. Esta es una pregunta recurrente en la consulta y la respuesta es realmente compleja, pues si bien esta enfermedad tiene un fondo genético, puesto que se han identificado algunos genes asociados, la realidad es que no sigue las leyes de Mendel, el gran monje que descubrió las leyes de la herencia estudiando plantas de chícharo. En una misma familia se ven múltiples casos asociados pero no siempre pasa tal cosa, sobre todo en la variedad secundaria de la hipertensión. Así pues, hay un tipo primario y uno secundario de la hipertensión y esta clasificación depende de que se pueda identificar una causa específica que provoque la enfermedad, como un tumor en las glándulas suprarrenales, o un estrechamiento de una arteria renal lo cual es conocido como hipertensión renovascular y que es una causa de lo más común, así como el daño renal sobre todo por diabetes e infecciones crónicas. Es importante destacar que solamente el 5% de los pacientes hipertensos tienen un origen bien definido de su enfermedad, pues el 95% de estos enfermos son primarios ya que no hay una causa específica, sino que es el origen genético asociado a un estilo de vida que activa estos genes. Los principales motivos de que se presente el problema son la obesidad, el sedentarismo, el tabaquismo y los hábitos alimentarios tan inadecuados que llevamos. Siempre les pido a mis pacientes que reflexionen sobre su estilo de vida individual para que lo modifiquen y sobre todo que mejoren su dieta, pues comemos mucha chatarra y comida industrializada, rica en conservadores y por ende en sal y grasas de origen animal. Para los pacientes con hipertensión primaria que no tienen otras enfermedades, prácticamente cualesquier fármaco de alguna de las seis familias de medicamentos antihipertensivos. En estos pacientes usamos otros criterios asociados al paciente como su género y la edad, por la posibilidad de que se embarace una mujer en etapa fértil pues muchos antihipertensivos son dañinos para los bebitos, por otra parte muchos de estos fármacos ocasionan disfunción eréctil por lo que evitamos los bloqueadores de adrenalina. En estos pacientes resulta indispensable el empleo de un diurético tipo tiazida como la clortalidona y la hidroclorotiazida.

    Otro aspecto fundamental para elegir el fármaco adecuado está relacionado con la existencia de daño a órgano blanco. Un órgano “diana” o “blanco” es el que resulta afectado por una hipertensión sin control. Principalmente es el cerebro, el corazón y el riñón, pero no debemos olvidar que todo el cuerpo está sometido a la presión arterial y la necesita para que le llegue suficiente aporte sanguíneo que le lleve oxígeno y nutrientes, pero además para que le retire las sustancias de desecho. La hipertensión con predominio sistólico, es decir con una tensión alta muy elevada, se relaciona con enfermedad cerebral muy severa. Se les acelera el desarrollo de ateroesclerosis en la circulación cerebral que los puede llevar al infarto cerebral y para eso se usan vasodilatadores como el amlodipino, lercanidipino, nifedipino o medicamentos de la familia de los bloqueadores de una sustancia llamada angiotensina como el losartán, irbesartán, olmesartán y valsartán.

    Un elemento más que tiene un gran peso específico en la decisión médica del tipo de fármaco a utilizar, es la asociación con alguna enfermedad crónica. Por lo menos la mitad de los pacientes con hipertensión padecen diabetes mellitus y en ellos debemos tener mucho cuidado y vigilancia especial si usamos bloqueadores de adrenalina como el metoprolol y el atenolol que pueden alterar su tratamiento contra la diabetes, así mismo se deben usar dosis menores de diuréticos. Se prefiere usar fármacos que se sabe protegen al riñón, un órgano que se lesiona mucho en la diabetes, como los de la familia de inhibidores de convertasa como el captopril, el enalapril, lisinopril o la familia de los bloqueadores de angiotensina mencionada líneas antes. Si el paciente padece cardiopatía isquémica pues tiene angina de pecho o sufrió ya un infarto, los bloqueadores de adrenalina ya mencionados son preferidos, así como los de la familia de los bloqueadores del calcio como el diltiazem.

    Una conferencia sobre este tema dedicado a médicos me lleva dos horas como mínimo, por lo que hoy espero haber sembrado en sus corazones, la inquietud por saber si ustedes reciben el mejor fármaco para su caso individual. Como siempre me pongo a sus órdenes.

    [email protected]

    Hasta la próxima.





               



    Comentarios
    No hay comentarios en “Elegir el mejor medicamento contra la presión alta”