• Clima

    Ciudad de México
    15°
    Soleado
    07:0820:17 CDT
    Se siente como: 15°C
    Viento: 11km/h 50°
    Humedad: 72%
    Presión: 1028.5mbar
    Índice UV: 2
    JuViSaDoLu
    24/12°C
    24/12°C
    26/12°C
    25/12°C
    26/12°C




  • » Enfermarse antes de tiempo: la ateroesclerosis prematura

    Esta nota fue creada el martes, 2 agosto, 2016 a las 0:06 hrs
    Sección: La corazonada

    Ningún tiempo es bueno para enfermar, pero es peor tener un infarto cuando estás en la flor de la vida, sobre todo si consideramos que la mitad de estas personas fallecen en la primera hora del evento y los demás quedan con secuelas de grado variable.

    Existen varias situaciones clínicas relacionadas con la obstrucción de los vasos sanguíneos, la cual se produce por placas de ateroma, que están formadas por grasas y tejido de cicatrización. A este padecimiento, lo llamamos ateroesclerosis, del griego atheros que significa “atole” y escleros que hace referencia a “algo duro, cicatrizado”. Debe quedar perfectamente claro que no conocemos la causa de la ateroesclerosis y las situaciones clínicas que están relacionadas, llamadas factores de riesgo, favorecen la enfermedad, pero no son su causa directa. Por supuesto hay una base genética para desarrollar este padecimiento, por lo que se sospecha que en la inmensa mayoría de las personas, aparecerán lesiones mínimas en los vasos sanguíneos, conocidas como estrías grasas, desde la juventud.

    Sin embargo, entre más factores de riesgo se encuentren presentes en una misma persona, ésta se encontrará en peligro de desarrollar un infarto del miocardio o alguna otra lesión cardiovascular.

    Precisamente el objetivo de La Corazonada de hoy, es informarles del grave problema que representa la ateroesclerosis prematura, que es la obstrucción arterial por placas de ateroma en individuos jóvenes. En Medicina, se define como paciente joven a todo aquél menor a los 40 años y en México, vemos cada vez más jóvenes con infarto u otra lesión cardiovascular secundaria a estas obstrucciones, que es precisamente a lo que llamamos ateroesclerosis prematura y esto se debe a que los jóvenes acumulan muchos factores de riesgo. Los principales son: tabaquismo, colesterol alto en la sangre, presión arterial elevada y diabetes mellitus, conocidos como factores mayores y una pléyade de otros menores como sedentarismo, dieta con mucha grasa animal, personalidad ansiosa y otros más.

    Un joven de 32 años con infarto, se sorprende de que padezca este problema, sin considerar que fuma 20 cigarrillos al día desde hace 20 años, que ha ganado 25 kg de peso, que nunca hace ejercicio, que lleva una dieta a base de chatarra y tacos en abundancia y probablemente tenga el colesterol alto en la sangre. De hecho, la última Encuesta de Salud y Nutrición publicada en el 2013, definió que el 14% de los menores de 30 años tienen el colesterol alto en la sangre, el 29% fuma tabaco, el 76% es sedentario, el 21% tiene hipertensión arterial, el 28% tiene Síndrome Metabólico y un 6% ya desarrolló diabetes mellitus tipo II.

    Por supuesto, hay pacientes que se infartan antes de los 40 años porque son diabéticos tipo I, los llamados dependientes de insulina o porque tienen una historia familiar de infarto o muerte súbita a edades tempranas, pero este número de pacientes es bajo y no nos debe sorprender que si nuestros jóvenes acumulan estos porcentajes tan altos de factores de riesgo, deben enfrentar enfermedades más comunes a una edad mayor.

    En el Centro Médico Nacional, revisamos en 1983 el número de pacientes jóvenes con infarto entre mil casos que ingresaron en forma consecutiva y sólo encontramos ocho pacientes. Pero sorprendentemente en el año 2004 hicimos una revisión similar y encontramos 126 casos consecutivos de infarto del miocardio. De manera que en 20 años, se dieron 15 veces más casos de ateroesclerosis prematura y la explicación depende de todos estos factores de riesgo que los jóvenes han acumulado a través del tiempo y que esto depende de factores sociales como el cambio de dieta y el abandono del ejercicio frecuente, así como de patrones culturales como el tabaquismo que en lugar de decrecer con tanta información disponible, ha ido en aumento y cada vez a edades más tempranas.

    Para 1988 supimos por primera vez que existía el Síndrome Metabólico, que reúne varios de estos factores de riesgo y lleva a los pacientes a la ateroesclerosis prematura y a la diabetes mellitus y sabemos que ambos problemas se relacionan con una disfunción de la capa interna de los vasos sanguíneos, conocida como endotelio. De hecho, esta es la zona de nuestro cuerpo que se afecta con todos estos factores de riesgo y mientras nuestros jóvenes cierren los ojos a esta realidad, seguiremos teniendo cada vez más pacientes con infarto del miocardio por ateroesclerosis prematura.

    [email protected]

    Hasta la próxima.





               



    Comentarios
    No hay comentarios en “Enfermarse antes de tiempo: la ateroesclerosis prematura”