• El tiempo





  • » Los avances de los últimos 25 años en el tratamiento de las cardiopatías

    Esta nota fue creada el lunes, 23 noviembre, 2015 a las 6:45 hrs
    Sección: La corazonada

    Hay múltiples novedades en la terapéutica de las cardiopatías, por lo que el objetivo de La Corazonada de hoy, es hacerles una reseña de algunos procedimientos médicos y de los fármacos que han sido desarrollados en los últimos 25 años, que han permitido salvar a miles de pacientes y mejorar su calidad de vida.

    La cardiomiopatía hipertrófica es una enfermedad de causa desconocida pero se sabe que es congénita y hereditaria. Es capaz de provocar la muerte súbita de quien la padece y si bien es una enfermedad conocida desde hace 50 años, no se ha encontrado un tratamiento idóneo. Se han intentado varios tipos de cirugía, también el implante de marcapasos definitivos y diversos fármacos pero sólo hasta que se desarrolló la técnica del Infarto del miocardio controlado como terapia, se ha observado una verdadera mejoría en la calidad y pronóstico de vida de estos pacientes.

    Cuando un paciente desarrolla insuficiencia cardíaca, tiene múltiples problemas para que el corazón responda a sus propios estímulos eléctricos, por lo que un aparato parecido a un marcapaso, implantado con anestesia local, puede mejorar su calidad de vida y potencialmente brindarles más años de existencia. Son conocidos como Resincronizadores y se aplican en menos de una hora, con una estancia hospitalaria de uno a dos días.

    Los pacientes que sufren de insuficiencia cardíaca fallecen habitualmente en forma súbita, por los graves descontroles que sufren en sus electrolitos como el sodio y el potasio, así como por las arritmias resultantes de la enfermedad. A principios de los años ochenta se desarrollaron unos equipos que eran capaces de dar una descarga eléctrica al corazón para evitar la muerte, pero eran de gran tamaño, usaban parches que requerían colocación mediante cirugía de corazón abierto y por su peso y tamaño, eran poco prácticos y la aplicación muy cruenta. En los últimos 15 años se desarrollaron los Desfibriladores implantables no quirúrgicos, que se aplican con electrodos endovenosos que evitan la cirugía de corazón y el equipo es cinco veces más pequeño que el original por lo que ahora cada vez tenemos más pacientes con un equipo de estos, que tienen una mayor esperanza de vida.

    La ablación de arritmias en México inicia hace 25 años y cada vez se le practica a pacientes con una arritmia más compleja. Se ha alcanzado un éxito superior al 90% en la fibrilación auricular gracias a la ablación con nitrógeno, conocida como crioablación, pues se utilizan temperaturas de congelación. La ablación original se sigue utilizando, basada en radiofrecuencia, que es similar al cuchillo eléctrico que se usa en cirugía. En ambas técnicas el paciente está consciente, pero bajo sedación endovenosa y en el caso de ciertas arritmias como la presencia de un haz anómalo (problema conocido como enfermedad de Wolff-Parkinson-White), la persona queda curada.

    Las valvuloplastías percutáneas son procedimientos intervencionistas, por lo tanto se efectúan sin abrir el pecho, para destapar una válvula tapada. Esto ocurre sobre todo por la fiebre reumática, pero puede ser un problema de nacimiento. Se utilizan catéteres especiales con un balón en la punta y bajo control radiológico se logra mejorar sustancialmente a los pacientes. Es una excelente opción para los pacientes con estrechamiento de la mitral (estenosis reumática) y la estenosis congénita de la pulmonar o de la válvula aórtica.

    En el año 2000, iniciamos un programa de tratamiento del paciente en estado de choque por infarto del miocardio, utilizando catéteres para abrir la arteria tapada. Los resultados fueron espectaculares y le cambiaron la vida a miles de personas con este problema. Imaginen el cambio: nueve de cada diez pacientes en choque por infarto fallecían en la terapia intensiva, ¡muere el 90%! pero con el empleo de la angioplastia coronaria como tratamiento, fallece el 14% solamente.

    Hay varias enfermedades congénitas que requerían una cirugía de corazón abierto y ahora pueden resolverse con cateterismo cardíaco. Así, el cierre de una comunicación entre las aurículas o entre los ventrículos o la persistencia del conducto arterioso, dejaron de ser un problema necesariamente quirúrgico con el beneficio múltiple de tener menos riesgo, sin la estancia hospitalaria prolongada de la cirugía y con menor costo. Y les aclaro que no es un problema raro, pues hay unos ocho mil nuevos casos por año en todo México.

    También es importante mencionarles que ahora podemos realizar la apertura de algunos vasos sanguíneos tapados en algunos órganos diferentes al corazón y que son causa de muerte. Así pues, ahora realizamos la angioplastia de las carótidas en el caso de déficit neurológico, también de las arterias renales cuando el paciente padece de hipertensión secundaria y podemos abrir las arterias de las piernas para evitar una amputación como ocurre en pacientes diabéticos, como pasa unas cuarenta mil veces al año en México.

    Hay varios fármacos desarrollados en los últimos 25 años, como los antiplaquetarios clopidogrel, tirofibán y abxicimab, los nuevos anticoagulantes como el dabigatrán y el rivaroxabán, las estatinas que disminuyen los niveles de colesterol en la sangre como la rosuvastatina, atorvastatina y simvastatina, así como los antihipertensivos nuevos como las dihidropiridinas del tipo de amlodipino, felodipino y otros más. Hacer una revisión de este apartado, requiere una columna completa por lo que habré de hacerlo en el futuro cercano.

    Finalmente me quiero referir a lo más novedoso que hemos hecho, tan nuevo que el primer implante no quirúrgico de una prótesis aórtica se hizo hace un año en el Centro Médico Nacional. Por fortuna podemos en la actualidad resolver el grave problema de la estenosis aórtica, que es una de las enfermedades más graves que existe, pues aunque su desarrollo es lento, cuando provoca síncope o angina de pecho, tiene una mortalidad muy alta.

    Seguramente habrá muchas preguntas sobre nuevos productos o procedimientos, pues hoy mencioné solamente los que tienen sustento científico y han sido ampliamente probados. De todos modos me pongo a sus órdenes en mi correo para responderlas.

    ricardo.jauregui03@gmail.com

    Hasta la próxima.





               



    Comentarios
    No hay comentarios en “Los avances de los últimos 25 años en el tratamiento de las cardiopatías”

    El área de comentarios esta cerrada.