• El tiempo





  • » Los objetivos de cuidar su marcapaso a largo plazo

    Esta nota fue creada el lunes, 7 marzo, 2016 a las 6:45 hrs
    Sección: La corazonada

    Es innegable que la tecnología ha tenido progresos nunca antes vistos. Uno de los dispositivos médicos que más ha avanzado son los marcapasos, por lo que me pareció adecuado revisar para ustedes, la información relacionada con este tema, siempre pensando en mejorar la seguridad de los lectores.

    Los marcapasos se empezaron a utilizar en la década de los cincuentas, si bien el estudio de las propiedades eléctricas del corazón, ya habían sido identificadas desde el principio del siglo XX. De hecho, el electrocardiograma se empezó a utilizar en el diagnóstico cardiológico desde esa época. Los primeros marcapasos fueron dispositivos externos y para cuando se lograron obtener baterías de mayor duración, se implantaron los primeros mediante cirugía pero eran enormes y pesados. Más adelante, a principios de los años setenta, se generalizó el implante endocárdico, pues les conviene saber que un marcapaso se puede aplicar mediante una cirugía que abre el tórax y se necesita para colocar un parche que transmitirá los impulsos del generador del marcapaso hacia el corazón. Esto recibe el nombre de marcapaso epicárdico, pues la capa externa del corazón se llama epicardio, pero sigue siendo un marcapaso definitivo e interno, que usamos poco pues tiene indicaciones muy precisas.

    El marcapaso definitivo que habitualmente aplicamos es el que se coloca con una incisión de unos cuatro centímetros sobre la piel del tórax, sin entrar jamás a la cavidad del cuerpo. Luego se hace una punción de una gran vena que se localiza debajo de la clavícula, que por ello recibe el nombre de subclavia y se coloca un cable electrodo que mide unos 60 centímetros de largo por tres milímetros de grosor, que finalmente se ensambla en el generador del marcapaso por uno de sus extremos, en tanto que el otro extremo se introduce por el torrente circulatorio hasta el ventrículo derecho. Hay marcapasos que requieren dos electrodos, pues por las características del paciente, se hará una constante estimulación de la aurícula y el ventrículo derechos, imitando en todo lo posible, la estimulación eléctrica normal que tiene el corazón de cada uno de nosotros.

    En la actualidad el peso promedio de un marcapaso endocárdico es de 27 gramos, un tamaño de cuatro centímetros y un grosor de cuatro milímetros, mantiene una duración de su generador de batería superior a los diez años y requiere mínimos cuidados como serían evitar golpes directos su estructura, pero en la actualidad ya no está contraindicado el uso de teléfonos, hornos de microondas o acercarse a campos magnéticos pequeños. De hecho desde hace un año, ya existen marcapasos que toleran campos magnéticos gigantes, por lo que ya no es necesario evitar un estudio de resonancia magnética nuclear, pues la estructura del marcapaso permite su empleo.

    Se recomienda que después del implante se haga una revisión clínica, con electrocardiograma y análisis computarizado por la compañía fabricante del generador, a los dos meses y luego una vez año. Consulte a su médico sobre las necesidades particulares que usted tiene, pues hay pacientes que requieren un monitoreo electrocardiográfico de Holter al principio y luego una revisión clínica con electrocardiograma dos a tres veces por año. Incluso, los pacientes con arritmias severas, sobre todo cuando el médico sospecha que presenta fibrilación auricular intermitente, la revisión incluirá un análisis computarizado del generador, pues tiene un chip que es capaz de almacenar millones de datos relacionados con el ritmo del paciente y los proporciona con fecha y hora. Además establece la fecha en que se agotará la batería del marcapaso, con una seguridad cercana al 100%.

    No hay limitación alguna para que el paciente con un marcapaso definitivo tenga que evitar algún tipo de actividad física. Por lo tanto, se pueden practicar deportes de todo tipo limitando aquéllos que impliquen contacto directo, por el riesgo de un traumatismo en la zona de la herida quirúrgica. Se pueden tener relaciones íntimas de manera normal y pueden pasar arcos de control como los que se colocan en bancos y aeropuertos, pero siempre conserve su tarjeta de identificación como poseedor de marcapaso, puesto que algunos equipos pueden disparar alguna alarma, pero a usted no lo afecta en su marcapaso.

    En general, no se sienta temeroso sino que, por el contrario, disfrute la nueva oportunidad que tiene de vivir plenamente al recibir este tratamiento.

    ricardo.jauregui03@gmail.com

    Hasta la próxima.





               



    Comentarios
    No hay comentarios en “Los objetivos de cuidar su marcapaso a largo plazo”

    El área de comentarios esta cerrada.