• El tiempo





  • » Agarrón entre alcaldes y gobernadores por policía única

    Esta nota fue creada el viernes, 15 enero, 2016 a las 6:03 hrs

    La Conferencia Nacional de Gobernadores –ese club de cuates que en el foxismo realmente tenía representación-, llevará al Congreso la propuesta para que se cree la Policía Única Estatal (PUE), en lugar del llamado “Mando Único Policial” que muy pocos municipios han aceptado.

    Se trata de realizar una modificación a la Constitución para que ya no haya debates vergonzosos como los que vimos en días pasados entre el presidente municipal de Cuernavaca –es un decir-, Cuauhtémoc Blanco, y el gobernador de Morelos –es otro decir-, Graco Ramírez Garrido-Abreu.

    En la actualidad, el Mando Único no es una obligación en los estados; los municipios que lo han aceptado es porque han firmado un convenio de colaboración con sus respectivos gobernadores o han aceptado la modificación de las leyes locales para ceder el control de sus policías al gobierno estatal.

    El modelo, que fue vendido como una solución para contrarrestar el caos y los actos de corrupción que privan en las policías municipales, ha sido rechazado por los organismos que representa los alcaldes del país bajo el pretexto de la violación a la autonomía municipal, principio básico de nuestro sistema político.

    Ayer mismo, luego de darse a conocer la intención de la Conago, la Asociación Nacional de Alcaldes (ANAC), que agrupa a todos los presidentes municipales surgidos del PAN, reiteró que el Mando Único Policial “debe aplicarse en casos de excepción y no como regla en los estados’’.

    La ANAC, presidida por Isidro López Villarreal, alcalde de Saltillo, pidió un análisis conjunto con la Conferencia Nacional de Gobernadores (CONAGO).

    Villarreal dijo que el problema de fondo por el que no aceptan el mando único policial en los estados “es por la falta de calidad de este, el ambiente de corrupción que priva en el país y los débiles mecanismos de supervisión que existen al respecto’’.

    ¡Gulp!

    Como sea, será interesante el debate que habrá en breve para ver si este modelo policial vendido como parte de la solución no se convierte al final de cuentas en parte del problema.

    *

    Le comentamos ayer en este espacio el modelo de selección –otrooooo decir- de los candidatos a gobernadores que aplica el presidente del tricolor Manlio Fabio Beltrones Rivera.

    Pues bien, ayer mismo, como continuación de la estrategia “todos en el mismo corral’’, firmaron acuerdos de “unidad’’ –a fuerza- los suspirantes a gobernador de Zacatecas y de ¡Veracruz!

    En el caso del Zacatecas, el acuerdo nada más sirvió para validar la selección del senador Alejandro Tello Cristerna como el candidato a gobernador por el tricolor.

    En el caso de Veracruz, Héctor Yunes Landa, José Yunes Zorrilla, Erick Lagos Hernández, Alberto Silva Ramos, Tomás Ruíz González, Adolfo Mota Hernández y Jorge Carvallo Delfín “se comprometieron’’, ojo, a firmar el Acuerdo de Unidad por el Futuro de Veracruz.

    No hubo destape pero casi.

    Y es que, a diferencia de los suspirantes de otros estados que se han guardado la información hasta que la hace oficial el Comité Nacional del Partido, el diputado Carvallo Delfín –es apellido, no adjetivo-, reveló que quien tiene la mayoría de las simpatías –y de la ventaja en las encuestas- es Héctor Yunes Landa, quien tiene un pleito casado con el gobernador Javier Duarte de Ochoa.

    El adelanto de Carvallo no cayó nada bien ni en el CEN del PRI ni entre el resto de los suspirantes; ello no ha impedido que desde ayer por la tarde diversas publicaciones den a Yunes Landa como el candidato a la minigubernatura.

    Pero….

    *

    Un mini Ayotzinapa se ha comenzado a cocinar el Arcelia, Guerrero.

    Un grupo de 17 personas fue sacada de una fiesta y presuntamente llevada a la sierra para utilizarlos en las actividades del narco; solo el cuerpo de un sujeto asesinado ha sido recuperado.

    En otro lugar de Guerrero, en Ajuchitlán del Progreso, en la misma Tierra Caliente, fueron secuestrados cinco profesores de una secundaria técnica; los captores piden 15 millones de pesos para liberarlos.

    Eso, con todo y los miles de millones de pesos y cientos de policías federales y militares destacamentados para recuperar el control del estado.

    Qué pena.





               



    Comentarios
    No hay comentarios en “Agarrón entre alcaldes y gobernadores por policía única”

    El área de comentarios esta cerrada.