• El tiempo





  • » Aplica Manlio política antibroncos

    Esta nota fue creada el jueves, 14 enero, 2016 a las 6:03 hrs

    Si algo le ha funcionado hasta la fecha al presidente del PRI, Manlio Fabio Beltrones Rivera, es la aplicación de lo que él llama una política “de unidad” que no es otra cosa que una estrategia para evitar fugas de precandidatos inconformes que le puedan representar competencia al tricolor.

    De las 12 entidades en las que habrá elecciones este año –sin contar la elección extraordinaria para elegir gobernador en Colima, que se realizará el próximo domingo-, Beltrones ha sentado a los precandidatos de tres estados para que firmen un documento de “unidad” en el que se comprometen a respetar la decisión del Comité Nacional priista.

    Ayer les correspondió el turno a los aspirantes a la gubernatura de Sinaloa: Aarón Irízar López, Alfredo Villegas Arreola, Daniel Amador Gaxiola, David López Gutiérrez, Diva Hadamira Gastélum Bajo, Gerardo Vargas Landeros, Heriberto Galindo Quiñones, Oscar Lara Aréchiga, Sergio Torres Félix y Quirino Ordaz Coppel.

    Anteriormente lo había hecho también con los precandidatos en Durango y Tlaxcala, entre otros.

    La idea es que antes de que se den a conocer los nombres de los 12 candidatos, haya un acuerdo de unidad con todos los aspirantes para que no haya “fugados” que compitan en contra del PRI.

    ¿Qué les ofrece a cambio de la disciplina? Ninguno de los involucrados ha precisado los términos del acuerdo; todos repiten un discurso repasado: lo que importa es la unidad.

    Pero se entiende que más allá de la “unidad” están los premios de consolación para sí o para sus respectivos grupos.

    Como quiera que sea, Beltrones tiene enfrente un duro hueso de roer: sentar a la mesa a todos los aspirantes a la mini gubernatura de Veracruz y, desde luego, de Quintana Roo, Puebla y Oaxaca.

    En Veracruz los enconos entre los diversos grupos parece que no dan margen para la conciliación por “las buenas”.

    Y es que se dice que cada precandidato tiene un expediente –no necesariamente malo-, que podría ser utilizado para convencerlos de que lo mejor es “la unidad”…aunque sea a la fuerza.

    *

    La guerra de lodo que se ha vivido recientemente en Colima, que repetirá la elección de gobernador el domingo próximo, ha provocado cierto desaliento entre la población.

    Porque dígase lo que se diga, a los habitantes del estado no les gusta escuchar a un precandidato sugiriendo la terminación de un embarazo –contrario a la doctrina de su partido- ni mucho menos ver un video en el que se denuncia un acuerdo entre narcotraficantes y el otro precandidato de tres colores.

    Con este escenario de lodo, los colimenses votarán otra vez por su gobernador; la primera la gano el priista Ignacio Peralta con una diferencia de 503 votos sobre el panista Jorge Luis Preciado.

    Pero entonces no hubo tanto lodo.

    *

    Por cierto, la líder de la CNOP, Cristina Díaz, a quien se señaló como corresponsable de la derrota en Nuevo León, se ha volcado en Colima en apoyo a Peralta.

    La legisladora ha dedicado buena parte de su tiempo, desde diciembre pasado, a fortalecer la campaña de Peralta, incluso en largas jornadas de casa por casa.

    A ver.





               



    Comentarios
    No hay comentarios en “Aplica Manlio política antibroncos”

    El área de comentarios esta cerrada.