• El tiempo





  • » *El compadre del Presidente

    Esta nota fue creada el viernes, 25 noviembre, 2016 a las 6:03 hrs

    La Divisa del Poder

    Adrián Trejo

    Algo debe tener el todavía secretario de Desarrollo Social, Luis Enrique Miranda, para que el presidente Enrique Peña lo sostenga en el Gabinete a pesar de sus notables yerros y desplantes.

    El último, ocurrió antier, durante su comparecencia vespertina ante los diputados de la Comisión de Desarrollo Social de la Cámara de Diputados.

    Independientemente de que soterradamente haya llamado loca a la diputada de MORENA, Araceli Damián, por haberse atrevido a sugerirle “que estudiara bien’’ las cifras sobre pobreza que estaba presentando.

    No es la primera vez que Miranda sostiene un desencuentro con legisladores.

    El día 7 de octubre pasado, una cena con senadores del PRI, que se supone son sus aliados, terminó abruptamente cuando varios legisladores se levantaron de la mesa y se retiraron después de escuchar las respuestas agresivas y fuera de tono del funcionario.

    “Uno de los momentos más tensos de la reunión fue cuando dijo: no nos podemos estar haciendo pendejos, y a mí no me vengan con chingaderas”, respondió a los reclamos sobre la actuación de los delegados de la Sedesol en los estados, confió después de la reunión una senadora tricolor.

    “Incluso comentó que, en lugar de estarnos quejando, tendríamos que apoyar al presidente», relató la fuente.

    Así es el actuar del secretario y compadre del Presidente.

    Ayer en la Cámara de Diputados la bancada de MORENA tomó la tribuna para exigir su renuncia.

    Y claramente Peña tendría que estar muy preocupado –y ocupado- por los desmanes de su compadre.

    Independientemente del trato que dio a la diputada Damián, algunos de los diputados presentes no dudaron en cuestionar el estado presuntamente inconveniente en el que se encontraba el funcionario que no atinaba a leer el guión que corría en una pantalla de más de 40 pulgadas que tenía a un metro de distancia.

    Pero no solo es eso, su comportamiento estuvo a punto de generar un conflicto entre Poderes si no fue porque el presidente de la Comisión de Desarrollo Social, Javier Guerrero García, se animó a exigirle que se disculpara con la legisladora.

    Literalmente, Miranda puso contra la pared al PRI.

    Pero además, su comportamiento ya comenzó a tener repercusiones en el Estado de México.

    Se quiera o no, el lazo político y de amistad que lo une al presidente Enrique Peña encarecerá entre los grupos del PR I mexiquense la negociación para elegir a su candidato a la gubernatura que se disputará el próximo año.

    Miranda se ha convertido en un lastre para la administración de Peña que, si se animara a relevarlo, seguramente recuperaría buenos puntos en credibilidad y el control de la sucesión en el Edomex, que gracias a su compadre le costará más cara.

    *

    Todo el escándalo que generó Miranda con su pleito con la diputada de MORENA y su pobrísima interpretación de los datos que le fueron entregados para que leyera, provocaron que el funcionario no hiciera un anuncio “bomba’’ que traía para regalar a los diputados.

    Antes del show, Miranda había decidido dar a conocer que la dependencia a su cargo detectó por lo menos a 500 empleados en Veracruz, con distintos niveles de responsabilidad, que había utilizado los programas sociales para beneficio personal.

    Quién sabe si en algún momento lo anuncie, pues con eso de que traer una agenda muy cargada para repartir despensas y otros incentiv…perdón, beneficios sociales, a lo mejor ya no se acuerda.

    *

    El delegado de Cuauhtémoc, Ricardo Monreal Ávila, y el consejero jurídico de la CDMX, Manuel Granados, coincidieron en un restaurante por la zona del Monumento a la Revolución a la hora de la comida.

    Monreal, que se ha visto envuelto recientemente en varios escándalos, se acercó a la mesa de Granados y le dijo, directo, “con el único con el que no quiero competir (por la jefatura de gobierno de la CDMX en el 2018) es contigo’’.

    Minutos después volvería para decir a los invitados de Granados: “ya le dije al doctor que es tan bueno, que en mi administración será el único ratificado’’.

    Monreal asegura que será el candidato de MORENA en la CDMX para el 2018 pero tiene que pasar aún la aduana que representa el humor de López Obrador.

    Y Granados, sin tanta alharaca, crece consistentemente tanto en conocimiento como en aceptación.

    Se va a poner bueno.

     





               



    Comentarios
    No hay comentarios en “*El compadre del Presidente”

    El área de comentarios esta cerrada.