• El tiempo





  • » El silencio de la PGR

    Esta nota fue creada el martes, 19 enero, 2016 a las 6:03 hrs

    Por alguna razón que solo los funcionarios de la Procuraduría General de la República conocen, no han salido a precisar los alcances del citatorio enviado a la actriz Kate del Castillo.

    Los altos mandos de la PGR, quien sabe si por decisión propia o por órdenes superiores, han dejado correr cualquier cantidad de versiones y de insultos en su contra, acusándolos de estar fabricando una presunta culpable.

    En lugar de recurrir a una explicación simple y llana, han preferido filtrar, a manera de telenovela, los mensajes que desde antes de la fuga del Chapo Guzmán la actriz cruzó con los abogados del capo.

    Al menos por lo que se ha dado a conocer, la actriz tuvo una relación de negocios con Guzmán Loera lo que alcanzaría para fincarle responsabilidad penal por lavado de dinero.

    Un delito grave que no alcanza fianza; de eso mismo está acusada, por ejemplo, Elba Esther Gordillo sin que le haya podido probar la acusación.

    En las redes sociales –ese refugio idílico para los protestantes de sofá y cama y para los expertos en todo y en nada-, la PGR que encabeza Arely Gómez y por ende el gobierno federal, son diariamente acusados de estar fraguando un complot para distraer la atención pública y “castigar” a una pseudo inocente actriz que públicamente ha demostrado su simpatía con el narco más importante del país.

    Independiente del alcance que tenga el citatorio –a ver a quién se lo entregan porque la actriz no tiene domicilio en el país- y de la explicación que ofrezca no de su papel de intermediaria para lograr el encuentro entre el Chapo y Sean Penn –que como periodista demostró que es un buen actor-, sino de la razón de sus intercambios epistolares con el capo está la fallida comunicación oficial.

    En el 2014 comenzó a circular en las redes sociales la versión de que el gobierno preparaba la privatización del IMSS; la especie fue creciendo como bola de nieva y hasta provocó manifestaciones en contra “de la venta del Seguro Social”.

    El gobierno dejó que la versión corriera por meses y sólo hasta cuando los sindicatos amenazaron con movilizaciones, se publicó un escueto comunicado de tres párrafos en los que se negaba tal intención.

    Si de algo a cojeado la actual administración es precisamente en materia de comunicación; el asunto de Kate, Penn y el Chapo, es una muestra de ello.

    *

    Y luego se preguntan por qué los políticos, en general, tienen una pésima imagen entre la ciudadanía.

    Dos casos y los dos de diputados federales del PRI.

    El primero, el diputado Fidel Kuri encara y amenaza al presidente de la Comisión de Árbitros de la Federación Mexicana de Futbol, Edgardo Codesal, porque le expulsan a un jugador del Veracruz, equipo de su propiedad.

    Hecho un energúmeno le advierte: ¡Qué quede claro que aquí en Veracruz tiene un enemigo, se llama Fidel Kuri!

    El segundo caso, el domingo el Colima, la diputada del PRI Erika Rodríguez, al grito de ¡tengo fuero constitucional! trata de impedir que la policía local detenga y consigne a un sujeto acusado de un delito electoral.

    No, pues sí.

    *

    La ex presidenta municipal de Aguascalientes y ex Procuradora Federal del Consumidor, Lorena Martínez, fue designada ayer candidata del PRI a la gubernatura de Aguascalientes.

    Esta semana se definirán el resto de los candidatos pendientes, entre ellos Hidalgo, Sinaloa, Tamaulipas y Oaxaca. Todavía se vale apostar.





               



    Comentarios
    No hay comentarios en “El silencio de la PGR”

    El área de comentarios esta cerrada.