• El tiempo





  • » Los partidos y sus malas compañías

    Esta nota fue creada el viernes, 22 enero, 2016 a las 6:03 hrs

    Los partidos políticos deberán escoger no solo a sus 12 candidatos a igual número de gubernaturas, sino también seleccionar a los candidatos a puestos de elección locales, esto es presidentes municipales, regidores, síndicos y diputados.

    Bien harían entonces todos los partidos en mirar con atención lo que está ocurriendo con el presidente municipal de Tlaquiltenango, Enrique Alonso Plascencia, que apenas rindió protesta el primer día de este año y ya comenzaron a salir sus antecedentes penales.

    Preso por trata de personas cuando se le detuvo en Chiapas tratando de introducir ilegalmente al país a nueve centroamericanos y su concubina, Laura Elena Sánchez, presa y sentenciada a 45 años de prisión por el secuestro y asesinato de una niña de 11 años que era su vecina.

    El alcalde en cuestión saltó a la fama debido a su férrea oposición al mando único policial; en días pasados tomó por asalto las instalaciones de la policía municipal en desacato a un decreto del gobernador Graco Ramírez que había ordenado que la policía estatal apoyada por la Federal y personal del Ejército, se hicieran cargo de la seguridad en ese municipio.

    Con el escándalo a todo lo que da, el PRD aseguró que Alonso Plascencia “mintió” cuando entregó sus antecedentes penales para ser registrado como su candidato a la alcaldía, que finalmente ganó.

    O en el PRD están peleados con el sentido común o les hace falta que cualquier estudiante de secundaria –incluso de primaria- les enseñe a googlear los antecedentes de cualquier persona que se encuentran en la red.

    ¿Cómo es posible que el PRD repita nuevamente el error que le llevó a perder la gubernatura de Michoacán, cuando desoyó las acusaciones de delincuencia organizada que pesan sobre el hermano del ex gobernador Leonel Godoy?

    ¿Cómo se explica en el mismo escenario que el PRD haya candidateado a José Luis Abarca como alcalde de Iguala, preso por el caso no resuelto de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos?

    Pero también está el caso de la diputada local de Sinaloa Lucero Guadalupe Sánchez, detenida el miércoles por la PGR, y cuyo estatus legal pasó de testigo a indiciada ayer mismo.

    Esta persona fue propuesta por la alianza PAN-PRD sin que tuvieran el tino para investigar sus antecedentes. ¿Quién la llevó la Congreso de Sinaloa y para qué?

    Al desprestigio que suman los políticos y sus partidos se suma, con estos casos, la sospecha de acuerdos oscuros.

    En junio habrá elecciones locales y ningún partido tiene derecho a equivocarse…otra vez.

    Nadie les va a creer.

    *

    Ayer se hizo oficial la designación de Héctor Yunes como candidato a la minigubernatura de Veracruz; solo durará 18 meses.

    ¿Qué acuerdo tuvo que amarrar Manlio Fabio Beltrones para obligar al gobernador Javier Duarte de Ochoa a aceptar la candidatura de quien dijo, hace algunas semanas, lo metería a la cárcel?

    Yunes será candidato y enfrentará con seguridad a su primo Miguel Ángel Yunes, que todo apunta será postulado por una alianza entre el PRD y el PAN, pese a la resistencia del comité estatal del sol azteca.

    ¿Será que Héctor Yunes obtuvo una victoria pírrica? Ya se verá.

     *

    De acuerdo con algunas versiones, en cuanto baje del avión que lo traerá de regreso luego de su gira por los países árabes, el presidente Enrique Peña se reunirá con el gabinete económico para evaluar el impacto de la crisis de petróleo y peso.

    Incluso se adelantó que el recorte presupuestal del que ya le comentamos en este espacio se anunciará en marzo.

    Lo que no se sabe de qué tamaño será, pues hay quien dice que podría ser hasta del 20% del presupuesto estimado para este año, lo cual implicará un golpe sin precedente a la economía nacional.

    Haga sus apuestas.





               



    Comentarios
    No hay comentarios en “Los partidos y sus malas compañías”

    El área de comentarios esta cerrada.