• El tiempo





  • » *Peña se escritura el PRI

    Esta nota fue creada el lunes, 28 noviembre, 2016 a las 6:03 hrs

    Adrián Trejo

    El PRI dejó ser “el partido en el gobierno” para ser, literalmente y en la más amplia acepción, el partido del Presidente.

    La inclusión de todo el grupo peñista en el Consejo Político Nacional que habrá de definir la metodología –y desde luego el nombre- para la elección del candidato presidencial, no deja lugar a dudas: Peña es dueño del PRI.

    Al menos, hasta que haya candidato oficial.

    Ya se veía venir la inclusión de los miembros del gabinete al Consejo Político del PRI; no podría ser de otra manera considerando que Peña decidió que un auténtico desconocido en la lides partidistas, Enrique Ochoa Reza, fuera el presidente del tricolor.

    Reza, a su vez, desplazó a los políticos de carrera que integraban el Comité Ejecutivo Nacional del PRI con su antecesor, Manlio Fabio Beltrones Rivera, para incluir a una camada de neo priistas igualmente desconocidos que habrán de ser quienes operan las designaciones de las candidaturas a las gubernaturas de Coahuila, Nayarit y el estado de México, así como los nombres de candidatos a presidentes municipales y diputados locales en la elecciones del próximo año.

    Y aunque no se quiera recurrir a las comparaciones, mucho se parece la relación que mantiene Peña con el priato a la que en su momento tuvo Ernesto Zedillo con el tricolor.

    Zedillo desdeñaba ostensiblemente a los políticos de carrera, a los viejos priistas, que fueron desplazados en cargos de partido y en carteras de gobierno por los llamados “tecnócratas”, que supuestamente estaban mejor preparados y eran “más honestos”.

    En esa camada de tecnócratas convertidos a políticos figuraban José Antonio Meade y Luis Videgaray, entre otros, a quienes ahora se ve como operadores políticos del peñato.

    En el PRI dicen que no hay conflicto con Peña, pero en el fondo los responsabilizan del fracaso electoral de este año por las reformas que impulsó que siguen sin verse reflejadas en los bolsillos de los mexicanos más pobres.

    La militancia no ve con buenos ojos a Ocho Reza; es un advenedizo, un improvisado mandado a enarbolar una cruzada en contra de la corrupción que muchos mexicanos creen una tomada de pelo.

    Porque con todo y esa cruzada “se les escapó” Javier Duarte y, pese a la evidencias de malos manejos presentadas por los actuales gobernadores de Chihuahua y Quintana Roo, no hay acciones aún en contra de los ex gobernadores que seguramente ya no se encuentran en el país.

    Pese a todo, habrá que marcar una diferencia entre Zedillo y Peña; el primero desplazo a los políticos de viejo cuño y colocó a tecnócratas a los que se les puede acusar de ineficientes, pero no generaron escándalos de corrupción como la “nueva generación de gobernadores del PRI”, que presentó Peña como candidato y cuyos integrantes, todos, están señalados por notables actos de corrupción.

    ¿A cuál PRI habrá que creerle?

    *

    No se puede decir, de ninguna manera, que el PRD tiene la mesa puesta para ganar la gubernatura del estado de México el próximo año, pero sí de que hay condiciones favorables para repuntar en la preferencias electorales y hasta ganar.

    Pero los perredistas, que enredan hasta el queso Oaxaca, se empeñan en tirar las oportunidades como si éstas sobraran.

    Ayer la dirigencia perredista en el estado que gobierna –es un decir- Eruviel Ávila decidió que la selección de su candidato a gobernador se hará de manera abierta, es decir, por medio de una votación de militantes y simpatizantes del PRD.

    Si de por sí, designar un candidato de unidad les cuesta cientos de horas-hombre de negociación, llevar a cabo una elección abierta los va a dividir en sub-tribus.

    Todas las elecciones internas del PRD, todas, han terminado en conflicto y algunas en zafarrancho de cantina.

    Llevar a una elección abierta la selección de su candidato eleva el costo de la negociación con el PAN, con el que la líder nacional Alejandra Barrales negociaba una alianza.

    Pero ya es costumbre en el PRD, que se disparen en los pies…siempre.

    *

    Más pragmático, el PRI mexiquense decidió que su candidato será elegido por el método de Consejo de Delegados, es decir, por dedazo que será legitimado por unos cientos de consejeros mexiquenses a los cuales se les dictará línea.

    No es nuevo ni será la última vez, pero dado el encono que comienza a exhibirse entre los presuntos candidatos de todos los grupos, más vale llamar a la unidad que enfrentar otra amenaza, como la llevó a Eruviel a la candidatura hace seis años, de migrar a otro partido –con todo y votos- si alguno de los suspirantes no resulta elegido.

    *

    La muerte de Fidel Castro, el viernes pasado, trajo una calma chicha a la isla, cuyos habitantes se encuentran entre pasmados y temerosos.

    Pero hasta la noche de ayer, se podía percibir en la isla la calma que antecede a la tempestad.

    Si el régimen cubano va a cambiar, es ahora o nunca.

    ¿De dónde vendrá el apoyo extranjero para los cubanos demócratas?

     





               



    Comentarios
    No hay comentarios en “*Peña se escritura el PRI”

    El área de comentarios esta cerrada.