• El tiempo





  • » Peña se cruza con la Cruzada

    Esta nota fue creada el miércoles, 19 agosto, 2015 a las 6:03 hrs

    El presidente Enrique Peña por fin pudo romper por unos minutos el cerco que le imponen no solo el Estado Mayor Presidencial sino el cerrado grupo de sus colaboradores que lo han hecho inaccesible para el ciudadano común.

    Peña desvió el convoy en el que viajaba para dirigirse a un comedor comunitario en el poblado de Chiquihuitillo, en Apatzigán, en donde comió.

    Y si bien comer lo que le sirven a los niños y adultos mayores que acuden al comedor fue un acto excesivo, populista sin duda, el hecho de que el jefe del Ejecutivo se haya dado tiempo para conocer de primera mano carencias y vivencias de los habitantes de la región, no deja de significarle puntos.

    Ante los magros resultados que han dado las reformas estructurales que impulsó en la primera parte de su gestión, a Peña le urgen banderas que pueda desplegar para respaldar su gestión.

    Con una situación económica grave, con una perspectiva de crecimiento anoréxico, con un tipo de cambio por las nubes y con el anuncio de un presupuesto base cero que anticipa un 2016 más que austero, Peña necesita apoyarse nuevamente en la población que lo llevó a la Presidencia.

    Por ello tendrá que salir, nuevamente, como en campaña, a la calle, a conocer los escenarios reales y no los que le preparan gobernadores y secretarios de Estado cuando se anuncia su visita.

    Y tendrá que echar mano de los resultados de un programa como “Sin Hambre”, que pese a las suspicacias sobre su operación y financiamiento, arroja buenos números.

    El lunes pasado, la Sedesol y Coneval presentaron los resultados de la Primera Encuesta Panel para el Monitoreo de Indicadores de la Cruzada Nacional contra el Hambre.

    De acuerdo con este documento, el porcentaje de mexicanos que no tenían acceso a la alimentación se redujo en 57% lo que significa que tres de cada cinco personas que en 2013 padecían hambre, en 2015 ya comen por lo menos una vez al día.

    La Cruzada instala comedores comunitarios, entrega la tarjeta SinHambre, impulsa la creación de huertos familiares y contempla la ampliación en la cobertura de Diconsa y Liconsa.

    Las niñas, los niños y los adultos mayores que antes no comían, hoy comen dos veces al día en buena medida gracias al servicio de mujeres voluntarias que preparan alimentos para los integrantes de su comunidad.

    Hace unas semanas, el Coneval informó que de 2012 a 2014, el número de pobres había crecido en el país de 53.3 millones de personas a 55.3 millones.

    Pero, aunque parezca una contradicción, el mismo informe del Coneval precisaba que el número de mexicanos con “carencias disminuyó”.

    Y es que para ser considerado pobre, dentro del grupo de los 55.3 millones, NO se tiene que tener acceso a salud, a vivienda, a alimentos, a la educación y a los servicios.

    En el caso específico de los ciudadanos beneficiados con la Cruzada contra el hambre, dejaron de carecer de acceso a la alimentación lo cual significa que se ha eliminado una de sus carencias, pero no por ello han dejado de ser pobres.

    Y esa es, precisamente, la deuda del Gobierno con sus gobernados.

    *

    El jefe de gobierno del DF, Miguel Ángel Mancera, inauguró ayer el Centro de Justicia de la Mujer que pretende atender a 6,000 mujeres al año.

    Mancera dijo que su administración no descansará hasta que lograr que ninguna mujer en el DF se objeto de maltratos de cualquier tipo.

    El jefe de gobierno ha recuperado una agenda ciudadana con la que espera repuntar en la aprobación pública.

    En los días recientes, además de la inauguración del Centro de Justicia de la Mujer, publicó el nuevo reglamento de tránsito que coloca en el centro los derechos del peatón y no los del automovilista.

    Además le ha dado un nuevo impulso a su programa “Médico en tu Casa´´, al que se sumaron 3,600 médicos del Politécnico Nacional, y que desde su creación ha visitado un millón 638,000 viviendas en la capital.

    Nada mal para un programa que opera en cuatro delegaciones y que avanza paulatinamente en las 12 restantes.





               



    Comentarios
    No hay comentarios en “Peña se cruza con la Cruzada”

    El área de comentarios esta cerrada.