• El tiempo





  • » Un mes para repartirse el botín…, perdón, Comisiones

    Esta nota fue creada el jueves, 10 septiembre, 2015 a las 6:03 hrs

    El Congreso tiene hasta mediados de noviembre para aprobar el paquete económico que fue presentado el martes por el secretario de Hacienda Luis Videgaray.

    La disposición es por ley y por lo tanto no se pueden saltar el plazo establecido.

    Sin embargo, dos asuntos se cruzan en la discusión del Presupuesto de Egresos, la Ley de Ingresos y los criterios generales de política económica.

    El primero es que a partir del martes pasado comenzó la glosa del tercer informe del presidente Peña.

    En eso de la glosa y en lo que se ponen de acuerdo sobre la “pregunta legislativa” a la que tienen derecho diputados y senadores, pasará por lo menos un mes.

    La glosa es un ejercicio inútil que no aporta nada al país; acaso algunas discusiones entre partidos que le pondrán un poco de pimienta a las toneladas de papel en las que se describen los avances de la actual administración.

    El otro obstáculo que enfrenta la discusión del paquete económico es que no existen las Comisiones legislativas para turnarles las partes que les corresponden.

    Y no existe, porque tratándose de una nueva legislatura, los coordinadores parlamentarios tienen un mes o el tiempo que consideren necesario para el reparto de las Comisiones.

    Estas no son cualquier cosa.

    Desde las Comisiones se puede impulsar o detener por tiempo indefinido la discusión de un tema; se puede incluso dejar morir de inanición algún tema incómodo, como ha ocurrido tradicionalmente en cada Legislatura, dependiendo de los intereses del grupo en el poder.

    Por obvias razones, las Comisiones más disputadas son las de Hacienda, Presupuesto, Gobernación, Puntos Constitucionales, Seguridad, Desarrollo Social, Energía, entre otras.

    Fuera de estas quizás otras cinco, el resto de las 56 Comisiones regulares son pedacería; valiosa, sin, duda, pero sin los reflectores ni el impulso político que conceden las primeras.

    Es en este punto precisamente en donde se encuentra la negociación entre partidos políticos.

    El reparto del botín.

    *

    El gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, le ganó la partida a los ciudadanos que impugnaron su “ley antibronco”, aprobada apenas el 20 de agosto pasado.

    El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) desechó una docena de amparos promovidos por ciudadanos afectados por dicha ley, que pedían la protección de sus derechos políticos.

    El meollo de la ley aprobada en Puebla es que cualquier candidato independiente que quiera registrarse, deberá llevar o pedir que acudan personalmente, a cada uno de los 131,000 ciudadanos que deberán apoyarlo, a los consejos electorales distritales en los que deberán ratificar dicho apoyo.

    Y en un plazo de 20 días, para ejercer mayor presión.

    Pues aún conociendo de esta ridícula disposición aprobada por el Congreso poblano, el TEPJF desechó las solicitudes de amparo por “extemporáneas”.

    Y luego se quejan de que los mexicanos sospechamos de todo.

    *

    Inexplicables, por donde se quieran ver, los cambios anunciados ayer en la Secretaría de Gobernación.

    Sacar del retiro a Humberto Roque Villanueva parece una concesión del grupo peñista con el viejo PRI.

    Integrar a Arturo Escobar parece un pago de factura por el apoyo del Verde al PRI.

    Lo de Ruth Zavaleta se explica por si sólo y lo de Jorge Rojo, es un premio de consolación pues con su nombramiento en la Segob clarito le están diciendo que no será candidato a gobernador de Hidalgo el próximo año.

    Ni hablar.





               



    Comentarios
    No hay comentarios en “Un mes para repartirse el botín…, perdón, Comisiones”

    El área de comentarios esta cerrada.