» Estas son las promesas de Donald Trump de mantenerse en la Casa Blanca

Esta nota fue creada el viernes, 28 agosto, 2020 a las 22:17 hrs
Sección: El mundo

Donald Trump aceptó la nominación republicana hacia la presidencia de Estados Unidos, en una convención marcada por tener asistentes en medio de la pandemia de coronavirus y de haber realizado su discurso a las afueras de la Casa Blanca.

El mandatario criticó a su rival demócrata, el ex vicepresidente Joe Biden, defendió su administración en temas como la seguridad, la economía y la pandemia de coronavirus, añadiendo que hará responsable a China por la “tragedia” del COVID-19. ¿Cuánto han cambiado las promesas de Trump tras los primeros 4 años de su gestión?

La migración, sin variaciones drásticas

Donald Trump mantiene aún su promesa de combatir la migración hacia Estados Unidos, algo que todavía estuvo marcado durante su discurso de nominación donde criticó a los demócratas de “querer proteger a los migrantes”, y defendió la construcción del muro fronterizo con México, afirmando que se ya se tienen levantados cerca de 500 kilómetros.

El mandatario ha limitado el flujo migratorio hacia Estados Unidos, desde limitar las solicitudes de asilo, principalmente a ciudadanos centroamericanos, hasta de amenazar a México de imponer aranceles si no controlaba sus fronteras con Guatemala. Durante su administración se realizaron redadas migratorias en centros de trabajo y se limitó el ingreso a ciudadanos de siete países del Medio Oriente.

Sin embargo, su política migratoria no ha estado alejada de los fracasos legales y las críticas de organismos de derechos civiles y políticos. La separación de familias en los centros de detención migratorios y las condiciones con las que están habilitados, así como innumerables imposiciones legales sobre el muro fronterizo y los fondos para costearlo por parte de México, y la fallida cancelación del programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA).

Responsabilizar a China por la crisis sanitaria y económica de EU

Trump ha criticado a Beijing por el manejo de la pandemia de coronavirus, acusándolo de “no haber hecho lo suficiente” para evitar su propagación, hasta de haber desarrollado el SARS-CoV-2 en un laboratorio. Durante su discurso calificó a su rival demócrata de “vender Estados Unidos a China”.

Añadió que buscará responsabilizar al gobierno de Xi Jinping por la “tragedia” que ha dejado más de 180 mil muertos y cerca de 5.9 millones de casos en Estados Unidos, el país más afectado en números totales por la pandemia de coronavirus.

Trump ha reiterado en múltiples ocasiones que el “virus chino” provocó la mayor recesión en la historia de Estados Unidos desde La Gran Depresión de 1929, donde el Congreso aprobó un paquete de casi 3 billones de dólares para otorgar apoyos económicos a millones de estadunidenses.

El mandatario ha defendido que se está creando una vacuna para “aplastar” al coronavirus, la que está siendo desarrollada por la farmacéutica Moderna. Los demócratas culpan a Trump de no haber tomado medidas para contender la pandemia y por ello responsabiliza a China.

Aunque China y Estados Unidos ya disputaban una “guerra comercial” con la imposición de aranceles entre ambos países, la administración de Trump ha escalado la tensión diplomática con Beijing en el tema tecnológico, político y sanitario con la expansión del coronavirus, y es posible que en caso de un segundo mandato se puedan exacerbar esas disputas.

El bloquear las actividades de la empresa tecnológica Huawei, amenazar con prohibir las aplicaciones de TikTok y WeChat, así como la tienda en línea Alibaba, apoyar las protestas pro-democracia en Hong Kong y realizar visitas oficiales a Taiwán, con quien había cortado relaciones diplomáticas en 1979 al reconocer a Beijing como el principal gobierno de China, ha generado fricciones entre ambos países, algo que ha reconocido el propio Trump.

Ante protestas contra el racismo, imponer “la ley y el orden”

El mandatario ha sido duramente criticado por los demócratas por el envío de la Guardia Nacional estadunidense a controlar las protestas contra el racismo y el abuso policial en Estados Unidos que estallaron tras el homicidio del afroamericano George Floyd a manos de la policía de Minneapolis y resurgieron con el ataque a Jacob Blake por elementos de la ciudad de Kenosha (Wisconsin), tema que ha generado una división social en el país.

Aunque Trump lamentó los ataques raciales, ha buscado imponer una línea dura contra los manifestantes que saquean negocios, realizan pintas en edificios emblemáticos y se enfrentan con la policía con gas lacrimógeno y explosivos en las protestas masivas más numerosas desde la lucha por los derechos civiles en la década de 1960.

Su administración y los republicanos se ha mostrado completamente en contra de retirar fondos a la policía para limitar sus actividades, como ya se ha autorizado en Minneapolis y Seattle, y el mandatario ha calificado a los manifestantes de estar siendo financiados por “la izquierda radical” tildando a la organización antifascista (Antifa) de ser “promotores del terrorismo”.

Aunque se ha impuesto una reforma penal, el First Step Act, para ofrecer a los jueces mayor discreción a la hora de emitir sus fallos y reforzar la oportunidad de rehabilitación de los presos, la administración aboga por la portación de armas en la población para combatir masacres y tiroteos que se han propiciado en planteles escolares y centros comerciales.

En economía, Estados Unidos primero

Con la ruptura del TLCAN y lanegociación del T-MEC con México y Canadá, su salida del Acuerdo Transpacífico (TPP) y la retirada del Acuerdo de París, la administración de Donald Trump ha buscado fortalecer la economía nacional para evitar la salida de empleos hacia otros países y no depender energéticamente de otros países.

Con la pandemia y la disputa con China, el mandatario buscará reimpulsar la economía de Estados Unidos tras meses de cierre de negocios; sin embargo, expertos han temido que el regreso completo de las actividades podría agravar aún más la situación de la pandemia en el país más afectado por el COVID-19.

El país no ha estado cumpliendo sus acuerdos firmados para combatir el cambio climático, afirmando que eso limita el crecimiento de la economía. El respaldo de Trump hacia los combustibles fósiles y su negación para proteger el ambiente han sido objetivos de crítica por organismo internacionales.

Una política exterior manchada por disputas e injerencias

Tanto el candidato demócrata Joe Biden como el ex secretario de Estado, John Kerry, criticaron al presidente de “pelearse con sus aliados y hacer amistades con dictadores”. Pues ha mantenido enfrentamientos verbales con la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés Emmanuel Macron.

Trump defiende la salida de Estados Unidos del acuerdo nuclear con Irán, así como mantener buenas relaciones con el presidente de Rusia, Vladimir Putin, pese a haber enfrentado un juicio político por la “trama ucraniana” y de ser acusado en la “trama rusa”, y mantener encuentros con el líder de Corea del Norte, Kim Jong-un. Aunque ha agravado la situación diplomática con China y Venezuela.

Conforme a México, se espera mantener una relación cordial con Andrés Manuel López Obrador, algo que ha destacado Trump durante la visita oficial del presidente a Washington, sobre todo por las labores en la frontera y el T-MEC.

(milenio.com)





           



Comentarios
No hay comentarios en “Estas son las promesas de Donald Trump de mantenerse en la Casa Blanca”

El área de comentarios esta cerrada.