» “Los escándalos de Trump ya no son gran cosa en EE. UU.”

Esta nota fue creada el martes, 29 septiembre, 2020 a las 19:23 hrs
Sección: El mundo

En tiempos normales, un presidente de EE.UU. probablemente tropezaría por las recientes revelaciones. Pero Donald Trump podría incluso beneficiarse de sus trucos fiscales, según los expertos. Desde Washington, Ines Pohl.

En un informe exclusivo, el New York Times reveló que, en 10 de 15 años, el Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, no había pagado ni un solo impuesto federal sobre la renta, y en 2016 y en su primer año como presidente, solo 750 dólares.

El informe demuestra que Trump era, o bien muy poco escrupuloso para evitar los impuestos, o un muy mal hombre de negocios. O más probablemente, ambas cosas. Para ponerlo en perspectiva, el ciudadano medio de EE. UU. paga 12.200 dólares al fisco, 16 veces más que Donald Trump. El propio presidente calificó la información como una mentira que la prensa liberal difundió para perjudicarlo.

Justo antes del primer duelo televisivo

Seguramente no será una coincidencia que el liberal New York Times, que lleva meses luchando con todos los medios periodísticos contra una reelección de Trump, lanzara esta bomba informativa tan cerca del primer duelo televisivo, con la obvia esperanza de que esa información pudiera ayudar al aspirante demócrata Joe Biden a sumar puntos en el debate de 90 minutos de este martes 29 de septiembre (hora local). Es el primero de tres duelos televisivos que serán particularmente significativos en este año del coronavirus, ya que es improbable que los candidatos y sus equipos participen en actos públicos de campaña.

Se tratará un total de seis temas, cada uno en un segmento de 15 minutos: el Tribunal Supremo, es decir, específicamente, la sucesión de la jueza liberal Ruth Bader Ginsburg, fallecida hace una semana y media; el COVID-19; la economía, el racismo y la violencia en las ciudades; el historial político de Trump y Biden hasta la fecha, y la integridad de la propia elección.

Los servicios secretos de EE. UU. temen, como en 2016, la injerencia de otros países. Trump lleva semanas afirmando que una elección por correo es insegura y manipulable, preparando así el camino para desafiar una derrota. Por cierto, no está prevista una comprobación de hechos durante la emisión.

«Es improbable que las últimas revelaciones cambien la intención de voto de los partidarios de Trump», dice Sheri Berman, politóloga del Bernard College de la Universidad de Columbia. En el muy polarizado panorama de los medios de comunicación, hay muchos que solo se enteran periféricamente de estas cosas. Además, en los últimos años, la gente se ha acostumbrado a todas las muchas mentiras y los escándalos. «Eso ya simplemente no es gran cosa aquí en Estados Unidos», dice Berman.

Una evidencia de la inteligencia de Trump

Y eso no es todo: la científica cree que es muy posible que Trump pueda incluso ganar puntos con algunos de sus partidarios por la evasión de impuestos, porque ven sus acciones como una prueba de lo astuto que es el presidente y lo bien que sabe qué trucos utilizar para sacar el máximo provecho de sus acciones.

Entonces, ¿qué oportunidad tiene Joe Biden de convencer al electorado en este primer debate televisivo tan importante, que será visto por millones de personas dentro y fuera de EE. UU.?

Para tener un impacto real en los votantes que aún están indecisos, Biden tendría que centrarse en sus puntos fuertes, hablar de por qué es el más idóneo para hacer frente a la difícil situación económica durante y después de la crisis del coronavirus. También debería aspirar a traer al gobierno un personal muy experimentado que sea capaz de actuar desde el primer día, dice Berman: «Aprendimos durante la campaña electoral de Hillary Clinton en 2016 que centrarse en lo negativo en el oponente no es suficiente”.

Berman está convencida de que el informe sobre los posibles trucos fiscales de Trump solo hará que la mayoría de la gente se encoja de hombros. «Todo el mundo conoce ahora la naturaleza de Donald Trump. Votan por él, por su política, o porque no les gustan los demócratas».

(dw.com)





           



Comentarios
No hay comentarios en ““Los escándalos de Trump ya no son gran cosa en EE. UU.””

El área de comentarios esta cerrada.