• El tiempo





  • » Mueren más de 600 reos en prisiones de Malasia en los últimos dos años

    Esta nota fue creada el martes, 4 abril, 2017 a las 15:12 hrs
    Sección: El mundo

    Kuala Lumpur.- Más de 600 personas han muerto durante su estancia en prisiones o centro de detención de migrantes en los últimos dos años en este país, denunció la Comisión Nacional de Derechos humanos de Malasia (SUHAKAM, por su acrónimo en malayo).

    En su informe anual sobre la situación de los derechos humanos en centros de detención de Malasia, el panel precisó que durante 2015 y 2016, 521 detenidos en cárceles del país perdieron la vida, mientras que 118 extranjeros más en centros de detención temporal de migración.

    De los extranjeros fallecidos, 63 eran originarios de Myanmar, 17 de Bangladesh, 10 indonesios, seis indios y cuatro paquistaníes, mientras que el restos eran originarios de Camboya, Nigeria, Nepal, Tailandia, Filipinas, Sri Lanka, Kenia y Tanzania.

    SUHAKAM precisó en su reporte que 83 de las muertes registradas en los centros de detención de migrante fueron en 2015, mientras que otras de 35 ocurrieron el año pasado, según reporte de la edición electrónica del diario The Star.

    Amy Smith, directora ejecutiva de SUHAKAM, condenó en el informe las muertes en las prisiones y los centros temporales de detención de migración y urgió a las autoridades a emprender una investigación para esclarecer las causas de los fallecimientos.

    «Ni una sola muerte bajo custodia de los centros de inmigración es inaceptable. Más de 100 muertes son totalmente inexcusables», indicó Smith.

    Entre las causas de las muertes de los prisioneros y migrantes detenidos destacan enfermedades e infecciones bacterianas, como neumonía, problemas en el corazón y otras infecciones pulmonares, aunque en al menos 50 de los casos, las autoridades no especificaron los motivos de la muerte.

    «Estas muertes no pueden barrerse bajo la alfombra. Los responsables deben rendir cuentas», indicó la directora ejecutiva de SUHAKAM, tras pedir a las autoridades malayas una investigación criminal sobre las muertes y castigar a responsables, sin importar su rango o posición.

    Inmigrantes que fueron detenidos en 2016 en algunos de los centros de detención temporal migratoria denunciaron ante la organización malaya de los derechos humanos hacinamientos, periodos prolongados de arrestos, falta de agua limpia, alimentos y falta en el cuidado a su salud, en otras irregularidades.

    Entre los testimonios destacó el de un hombre birmano de 22 años, de la etnia Kachin, quien afirmó que durante su reclusión los guardias de seguridad sólo le dieron agua para beber en el desayuno. “Si querías agua en otro tiempo, entonces había que beber el agua del inodoro», indicó.

    Asimismo, el testimonio de una mujer de la etnia Rohingya de Myanmar, de 19 años de edad, diagnosticada con tuberculosis, quien afirmó que los guardias nunca le dieron sus medicinas y que cuando las pedía, muchas veces era golpeada.

    Ante la aberrante situación de los derechos humanos en las prisiones y centros de detención de migrantes de Malasia, el panel pidió a las autoridades impulsar inmediatamente reformas que cambien esta situación y se eviten más muertes.

     





               



    Comentarios
    No hay comentarios en “Mueren más de 600 reos en prisiones de Malasia en los últimos dos años”

    El área de comentarios esta cerrada.