» “No hay orgullo en el genocidio”: derriban estatuas de la reina Victoria y de la reina Isabel II en Canadá

Canadá Estatuas de la reina Elizabeth II y reina Victoria
*Las estatuas han sido derribadas por manifestantes en Canadá mientras crece la ira por los recientes descubrimientos de tumbas de niños indígenas canadienses sin marcar en los internados
Esta nota fue creada el viernes, 2 julio, 2021 a las 19:29 hrs
Sección: El mundo, Principal

Manifestantes han derribado las estatuas de la reina Victoria y de la reina Isabel II en la ciudad canadiense de Winnipeg, mientras crece la indignación por el descubrimiento de los restos de cientos de niños en tumbas sin nombre en antiguas escuelas indígenas.

Una multitud coreó “no hay orgullo en el genocidio” antes de derribar las estatuas de las monarcas. La acción tuvo lugar este jueves (01.07.2021), Día de Canadá, que tradicionalmente se celebra en todo el país.

Sin embargo, muchas ciudades suprimieron los actos de este año, ya que el escándalo de los niños indígenas hizo que los canadienses se enfrentaran a su historia colonial. El primer ministro Justin Trudeau dijo que el día sería “un momento de reflexión”.

Restos de cientos de niños indígenas

Desde que a finales de mayo los tk’emlúps te secwépemc, un grupo indígena del oeste de Canadá, revelaron el hallazgo de los restos de al menos 215 niños indígenas enterrados en la antigua residencia escolar de Kamloops, un creciente número de voces había solicitado la cancelación de las celebraciones del Día de Canadá.

El anuncio de otros dos grupos indígenas del descubrimiento de más tumbas no identificadas en otras tantas residencias escolares, instituciones gubernamentales gestionadas por órdenes religiosas en donde los niños aborígenes eran internados a la fuerza, ha hecho que muchos más se cuestionen la validez de conmemorar la fundación de Canadá.

“No tengo ganas de celebrar el Día de Canadá con todo lo que está apareciendo y los eventos horrorosos que nuestra gente ha padecido”, declaró a Efe Heather Bear, una de las líderes indígenas de la Federación de Naciones Indígenas Soberanas (FSIN), que agrupa a los 74 grupos indígenas de la provincia de Saskatchewan, en el oeste de Canadá.

A principios de junio, los cowessess de Saskatchewan revelaron el hallazgo de 751 tumbas sin identificar en los terrenos de la antigua residencia escolar de Marievel, un internado situado a unos 2.500 kilómetros al noroeste de Toronto y que operó entre 1899 y 1996.

En total, se han encontrado casi 1.000 tumbas sin marcar en los antiguos internados de la Columbia Británica y Saskatchewan, que fueron dirigidos principalmente por la Iglesia Católica y financiados por el gobierno.

En Winnipeg, una multitud aplaudió la caída de la estatua de la reina Victoria frente a la legislatura provincial de Manitoba. Los manifestantes, muchos de los cuales llevaban ropa naranja, también patearon la estatua derribada y bailaron alrededor de ella. El pedestal y la estatua fueron embadurnados con marcas de manos de pintura roja.

Durante 165 años y hasta 1996, las escuelas separaron por la fuerza a los niños indígenas de sus familias, sometiéndolos a desnutrición y a abusos físicos y sexuales en lo que la Comisión de la Verdad y la Reconciliación calificó de “genocidio cultural” en 2015.

Estatua cercana de la reina Isabel

También se derribó una estatua cercana de la reina Isabel. Ella es la actual jefa de Estado de Canadá, mientras que Victoria reinó de 1837 a 1901, cuando Canadá formaba parte del Imperio Británico.

Las protestas en apoyo de los niños indígenas también tuvieron lugar el jueves en Toronto, el centro financiero de Canadá, mientras que una marcha #CancelCanadaDay en la capital, Ottawa, atrajo a miles de personas en apoyo de las víctimas y los supervivientes del sistema de internados.

Se celebraron vigilias y concentraciones en otras partes del país. Muchos participantes llevaban ropa naranja, que se ha convertido en el símbolo del movimiento.

Trudeau: “Reflexionar sobre los fallos históricos de nuestro país”

En su mensaje del Día de Canadá, Trudeau dijo que los descubrimientos de los restos de los niños de las antiguas escuelas “nos han presionado, con razón, a reflexionar sobre los fallos históricos de nuestro país”. Las injusticias siguen existiendo para los pueblos indígenas y muchos otros en Canadá, dijo.

Un portavoz del primer ministro británico, Boris Johnson, dijo que el Gobierno condenaba cualquier desfiguración de las estatuas de la reina.

“Nuestros pensamientos están con la comunidad indígena de Canadá tras estos trágicos descubrimientos, y seguimos de cerca estas cuestiones y continuamos comprometiéndonos con el Gobierno de Canadá en asuntos indígenas”, dijo.

(dw.com)





           



Comentarios
No hay comentarios en ““No hay orgullo en el genocidio”: derriban estatuas de la reina Victoria y de la reina Isabel II en Canadá”