» UE busca introducir tarjeta de vacunación contra COVID-19

Esta nota fue creada el martes, 19 enero, 2021 a las 19:19 hrs
Sección: El mundo

Tras quejas sobre un inicio supuestamente lento de la vacunación contra COVID-19 en los Estados miembros de la Unión Europea, su máxima autoridad, la Comisión Europea, responde ahora con una “estrategia de vacunación” para los 450 millones de ciudadanos de la UE.

En el documento, que no es vinculante para los 27 países miembros, la Comisión pide a los gobiernos de Europa que se aseguren de que al menos el 70 por ciento de la población del bloque esté vacunada para el verano boreal.

La Comisaria de Salud responsable de la vacuna, Stella Kyriakides, dijo al Parlamento Europeo que estaba claro que las vacunas serían escasas al principio. Así como también que se aprobarían y producirían más y más vacunas en las próximas semanas y meses. Por tanto, los Estados miembros tendrían que poner en práctica planes y calendarios de vacunación viables.

La Comisión pide a los Estados miembros de la UE que proporcionen a Bruselas, al menos dos veces por semana, datos sobre las dosis de vacunas recibidas y las que han sido realmente aplicadas. En junio pasado, la Unión Europea decidió comprar vacunas para todos los Estados miembros y distribuirlas luego entre ellos de acuerdo con su población.

Según la Comisaria de Salud Kyriakides, la UE se ha asegurado contratos de suministro para casi 2.400 millones de dosis de seis vacunas diferentes. En términos puramente matemáticos, eso significaría cinco inyecciones por habitante. Por el momento, solo dos de las seis vacunas aseguradas han sido realmente aprobadas.

El Parlamento de la UE pide más transparencia en la contratación de vacunas

Muchos eurodiputados de todos los grupos políticos del Parlamento Europeo criticaron el hecho de que la Comisión no haya revelado los contratos de suministro con las grandes empresas farmacéuticas. Solo unos pocos diputados pudieron ver extractos de contratos con mucho texto oculto bajo tachaduras en negro durante 50 minutos. Los parlamentarios pidieron más transparencia.

La eurodiputada Simona Baldassare, de la formación populista de derecha italiana Liga, quería saber qué sanciones se impondrían si, por ejemplo, Pfizer no entrega las dosis prometidas a tiempo.

La comisaria de la UE, Stella Kyriakides, prometió ser más abierta y anunció al Parlamento que BioNTech/Pfizer había aceptado publicar el texto del contrato y los calendarios de entrega a países individuales. Sin embargo, Kyriakides advirtió que tal transparencia solo será legalmente posible si las empresas proveedoras de la vacuna están de acuerdo.

Algunos parlamentarios fueron más allá y pidieron que se revoquen las patentes de las vacunas para que los fabricantes de genéricos en la India o Sudáfrica también puedan producir los medicamentos de forma rápida y económica.

El eurodiputado griego Dimitros Papadimoulis, del partido de izquierda Syriza, argumentó que la UE había utilizado una gran cantidad de dinero público para apoyar el desarrollo y la producción de las vacunas. Por tanto, se trataría de un bien público. Y las empresas farmacéuticas ya habrían obtenido suficientes beneficios.

Críticas a Alemania

Alemania fue criticada varias veces en el debate del Parlamento Europeo por asegurarse bilateralmente 30 millones de dosis adicionales de la vacuna de BioNTech/Pfizer, al margen de la UE. Los medios italianos escribieron sobre un “fraude contra la UE”.

El Ministerio de Salud alemán rechazó esta interpretación alegando que las dosis adicionales son posibles entregas para después de que expiren los contratos de la UE, el próximo verano boreal. Alemania no roba nada a ningún otro país de la UE, insistieron sus representantes.

La eurodiputada alemana Angelika Niebler, de la Unión Socialcristiana bávara (CSU) pidió paciencia. Por supuesto, todo el mundo quiere la vacunación rápidamente porque ofrece esperanza. Pero “estaba claro desde el principio que, incluso en condiciones óptimas, la campaña de vacunación tomaría tiempo”, dijo.

La Comisión de la UE aboga por el certificado de vacunación

La diputada alemana Angelika Niebler se pronunció a favor de la rápida introducción de un certificado o tarjeta de vacunación que debería aplicarse en toda Europa. Esta demanda fue compartida por muchos eurodiputados de todos los grupos políticos.

También la Comisaria Kyriakides quiere introducir un certificado uniforme de vacunación antes de fines de enero, que debería facilitar a sus poseedores viajar nuevamente por Europa. En algunos Estados miembros, sin embargo, existe la preocupación de que este documento pueda usarse también para regular el acceso a eventos o restaurantes.

El Gobierno de coalición en Berlín está dividido sobre el tema. El socialdemócrata Heiko Maas, ministro de Exteriores, se muestra a favor de un certificado de vacunación que restablezca derechos. Pero el democristiano Jens Spahn, titular de Salud, no cree por el momento adecuado otorgar privilegios a las personas vacunadas, porque no está claro si aún podrían transmitir el coronavirus o no.

El jueves (21.01.2021), una cumbre especial de la UE abordará también el tema de los registros de vacunación y los viajes. Remitiendo a su industria turística, Grecia había hecho campaña para facilitar los viajes de vacaciones dentro de la UE a las personas vacunadas.

En su estrategia de vacunación, la Comisión Europea está a favor de introducir un pase de vacunación en toda la UE. Sin embargo, quiere dejar decidir a los Estados miembros si las personas vacunadas tendrán o no ventajas sobre las no vacunadas y cuáles serán estas ventajas.

Ayuda para los Balcanes

“Sabemos que no estaremos seguros mientras nuestros vecinos estén enfermos”, dijo en el Parlamento la actual presidenta del Consejo Europeo, Ana Paula Zacarias, secretaria de Estado para Asuntos Europeos de Portugal. Es necesaria la cooperación internacional en la distribución de vacunas más allá de las fronteras de la UE. “La UE tiene una gran responsabilidad aquí, especialmente hacia nuestros vecinos directos del este y del sur”.

En ese sentido, la comisaria Kyriakides anunció que los países de los Balcanes occidentales, que quieren unirse en pleno a la UE, recibirán 70 millones de euros del bloque para comprar vacunas en la UE. Otros 50 millones de euros de financiación de la UE fluirán a través de la Organización Mundial de la Salud (OMS) a los Balcanes para establecer allí centros de vacunación y logística.

La Comisaria de Salud de la Comisión Europea rechazó las críticas del Parlamento de que la alianza mundial de vacunación COVAX no esté funcionando correctamente. COVAX compró un total de 2.000 millones de dosis para entregar a países más pobres. Con 800 millones de euros, la UE es el mayor donante de la iniciativa mundial de vacunación.

En primer lugar, sin embargo, se está abasteciendo a los más ricos países industrializados. Las entregas de COVAX están previstas para comenzar en el transcurso de este primer trimestre de 2021. La UE quiere desviar alrededor del 20 por ciento de sus dosis de vacunas al resto del mundo. China se unió a la iniciativa COVAX en octubre de 2020. Estados Unidos ha rechazado hasta ahora dar ese paso.

(dw.com)





           



Comentarios
No hay comentarios en “UE busca introducir tarjeta de vacunación contra COVID-19”

El área de comentarios esta cerrada.