• El tiempo





  • » Volatilidad del dólar es un dolor de cabeza en Colombia

    Esta nota fue creada el domingo, 15 noviembre, 2015 a las 22:12 hrs
    Sección: El mundo

    Bogotá.- Los pronósticos sobre la tasa de cambio en Colombia son tan inciertos que los expertos financieros solo se ponen de acuerdo en una palabra: Incertidumbre, porque ese es el mensaje que mandan los mercados.

    El futuro de la tasa de cambio en Colombia es el dolor de cabeza de los exportadores, importadores y de los analistas del mercado del sistema financiero y de la academia, que no logran ponerse de acuerdo sobre cuál será el monto del precio del dólar para el cierre de 2015 y mucho menos para 2016 y 2017.

    Es tan grande la incertidumbre, que los pronósticos van desde una tipo de cambio a dos mil 500 o tres mil 500 pesos por dólar para finales de diciembre y principio de 2016.

    Los analistas que apuestan por un dólar entre dos mil 500 y dos mil 600, argumentan que el precio del petróleo para el próximo año se situará entre 60 y 70 dólares el barril.

    Alberto Bernal, con una maestría en Economía Internacional y Macroeconomía del Instituto Internacional de Economía de Kiel, en Alemania, es quizás el único analista de mercado que está convencido que el peso colombiano para finales de 2016 se situará en dos mil 500 pesos por dólar, o menos.

    Bernal planteó su proyección esta semana en el foro ¿Para dónde va el dólar?, que realizó la firma DATAiFX.com, en esta capital con presencia de expertos, académicos y corredores de la Bolsa de Valores de Colombia (BVC).

    Para Bernal, quien actualmente es el jefe de investigación de Bulltick Capital Markets, un banco de inversión en Estados Unidos, la Reserva Federal de ese país va a subir la tasa de interés, pero de forma gradual, y por el otro lado la producción de petróleo en el país norteamericano va a empezar a caer en los próximos meses.

    Con estas dos variables el precio del dólar en 2016 se va a depreciar y monedas como el peso colombiano experimentarán una apreciación, que se profundizará para finales de 2016 con una tasa de cambio que estará en dos mil 500 pesos, incluso menos.

    Sin embargo, advirtió que si hipotéticamente el precio del crudo baja a 20 dólares el barril, Colombia tendría una súper-devaluación del peso que podría llevarlo a cuatro mil 500 pesos por divisa estadunidense. Pero es un escenario que para Bernal es poco probable.

    En el marco de este foro económico, la directora de Análisis Macroeconómico del Centro de Investigación Económica y Social (Fedesarrollo), Camila Pérez, apostó por un tipo de cambio entre dos mil 800 y dos mil 900, para el cierre de 2015.

    “Para el año entrante estamos esperando que exista alguna devaluación frente al nivel actual pero sin superar los tres mil, digamos el año entrante se ubicará en dos mil 900 o dos mil 950”, sostuvo la investigadora de Fedesarrollo.

    Argumentó que “el ajuste fuerte de la tasa de cambio ya se vio, y de aquí en adelante puede haber volatilidad, pero creemos que no va a haber una devaluación excesiva el año entrante».

    Para Fedesarrollo, el crecimiento económico del país para el año entrante va a estar en 2.7 por ciento. Los sectores que más van a impulsar a este crecimiento -según Pérez- son la construcción y la industria.

    Para el central Banco de la República, “el precio internacional del petróleo y los de otros productos básicos que exporta Colombia se mantuvieron en niveles bajos”.

    “La caída en los términos de intercambio registrada a lo largo del año ha deteriorado el ingreso nacional y explica en gran medida el mayor nivel de la tasa de cambio respecto al dólar”, apuntó el ente emisor en su último informe sobre la situación económica de Colombia.

    Ante la expectativa de un alza en la inflación en Colombia y un alza mayor en el precio del dólar, la junta directiva del banco central anunció esta semana un sistema de subastas de opciones “call”.

    Este tipo de subasta tiene el objetivo “de moderar aumentos injustificados de la tasa de cambio, que puedan contribuir a desanclar las expectativas de inflación, y suministrar liquidez al mercado cambiario cuando se presenten faltantes significativos de la misma”.

    “La subasta se convocará por un monto de 500 millones de dólares una vez la TRM (Tasa Representativa del Mercado) se encuentre 7.0 puntos porcentuales por encima de su promedio”, precisó el banco central.





               



    Comentarios
    No hay comentarios en “Volatilidad del dólar es un dolor de cabeza en Colombia”

    El área de comentarios esta cerrada.