• El tiempo





  • » Peso retrocede por nerviosismo ante eventos internacionales

    Esta nota fue creada el lunes, 11 febrero, 2019 a las 19:33 hrs
    Sección: Euro y Dollar

    El peso mexicano cerró esta primera sesión de semana con una depreciación de 1.23 por ciento o 23.5 centavos, para cotizar alrededor de 19.31 pesos por dólar, siendo el mayor retroceso diario desde el 8 de noviembre pasado.

    Durante la sesión, el peso fue la segunda divisa más depreciada en la canasta de principales cruces, sólo por detrás del rand sudafricano que perdió 1.40 por ciento.

    De acuerdo con Banco Base, el dólar estadunidense se fortaleció frente a todas las divisas, como consecuencia de un nerviosismo generalizado por varios eventos que sucederán esta semana y que pueden tener una implicación seria sobre el crecimiento económico global.

    Según la entidad financiera, se podría dar un nuevo cese parcial en el gobierno de Estados Unidos después del viernes 15 de febrero.

    Explicó que los congresistas tienen hasta el viernes para lograr un acuerdo que otorgue fondos para la seguridad fronteriza que satisfaga las demandas del presidente Donald Trump, quien ha solicitado 5.7 mil millones de dólares, 0.3 por ciento del PIB de Estados Unidos, para la construcción del muro fronterizo.

    Aunque los demócratas están negociando otorgar fondos por debajo de esta cantidad, entre 1.3 y dos mil millones de dólares, que esta discusión parece tener ya tintes políticos con miras a las elecciones de 2020, y el cese parcial del gobierno pone en riesgo su crecimiento económico del primer trimestre.

    En tanto, el Departamento de Comercio de esa nación tiene como fecha límite hasta el 17 de febrero para determinar si es viable la imposición de aranceles a las importaciones automotrices, alegando amenazas para la seguridad nacional (bajo la Sección 232).

    Lo anterior representa un riesgo enorme para economías como Alemania, Japón, México y Canadá, países que dependen fuertemente de sus exportaciones, en particular las relacionadas con la industria automotriz.

    En México las exportaciones representan casi una cuarta parte del PIB, de las cuales 80 por ciento van a Estados Unidos y 30 por ciento corresponden a exportaciones de la industria automotriz.

    Si Trump impusiera el arancel al 25 por ciento de las exportaciones a la industria automotriz del país, se vería reflejado en un retroceso anual de 11.75 por ciento en las exportaciones de automóviles ligeros, mientras que las del sector automotriz mostrarían una caída de 13.25 por ciento anual.

    Sin embargo, en la reciente renegociación del T-MEC se acordó un seguro de las exportaciones de vehículos ligeros y de autopartes, estableciendo que, si Estados Unidos decide imponer aranceles por cuestiones de seguridad nacional, sólo quedarán sujetas a dichos aranceles las importaciones que sobrepasen 2.4 millones de vehículos fabricados en México y las autopartes mexicanas que superen el valor de 108 mil millones de dólares anuales.

    Por otra parte, el 1 de marzo es la fecha programada para que Estados Unidos incremente los aranceles de 10 a 25 por ciento sobre 200 mil millones de dólares de importaciones chinas.

    Banco Base recordó que en diciembre pasado ambos países llegaron a una tregua en la guerra comercial y el incremento en los aranceles de Estados Unidos a China podría causar represalias, deteriorando aún más el comercio internacional.

    Por lo que, aranceles más elevados implican una mayor desaceleración para el crecimiento económico de China, que de rebote le pega al crecimiento global, particularmente de economías como Brasil y Alemania.

    Este día también se dieron a conocer datos económicos desfavorables para México, lo que elevó la percepción de riesgo para el país, ya que, durante diciembre, la actividad industrial mostró un retroceso mensual de 0.4 por ciento, cayendo por tercer mes consecutivo, mientras que, en comparación anual, la actividad cayó 2.5 por ciento.

    En el rubro de la minería se mostró un retroceso anual de 8.2 por ciento, mientras que la construcción se contrajo a una tasa anual de 3.9 por ciento y la manufactura logró mostrar un crecimiento anual de 0.5 por ciento en diciembre, aunque en comparación mensual, la producción cayó 0.7 por ciento.

    Ante este panorama, el dólar libre finalizó la jornada cambiaria en un precio máximo a la venta de 19.67 pesos, con una variación al alza de 24 centavos respecto al cierre del pasado viernes, y se compró en un mínimo de 18.15 pesos en bancos de la Ciudad de México.





               



    Comentarios
    No hay comentarios en “Peso retrocede por nerviosismo ante eventos internacionales”