• El tiempo





  • » Recuperación no será rápida y requerirá colocar deuda

    Esta nota fue creada el martes, 2 junio, 2020 a las 23:11 hrs
    Sección: Monedero

    El Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC) aseguró que México vive la peor crisis desde hace 88 años, y ello significa desempleo y quiebra de empresas y por tanto, la recuperación económica no será rápida, ni llegará antes de 2021.

    En el Seminario Económico Covid-19,”Un Día después”, el embajador y consejero del IDIC, Francisco Suárez Dávila, discrepó así de la opinión del secretario de Hacienda, Arturo Herrera, sobre que la recuperación de la economía será en forma de “paloma”, es decir, “rápida y asimétrica”.

    Suárez Dávila indicó que si la política económica actual no se corrige se corre el riesgo de tener la peor caída desde la Gran Depresión, pues simplemente el Banco de México (Banxico) prevé una contracción del Producto Interno Bruto (PIB) para todo 2020 de 8.8 por ciento.

    Sin embargo, los principales organismos internacionales, como el Banco Mundial (BM) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), prevén una caída del PIB de 12 por ciento para 2020.

    Entonces, aseguró, si esta proyección de la baja del PIB se cumple, implica “la quiebra de miles de empresas micro, pequeñas, medianas y desempleo. Entonces cómo se piensa que se puede dar rápido una recuperación, eso no es posible”.

    El consejero del IDIC aseguró que respeta mucho al secretario Herrera, quien “tiene que ser lo más optimista posible y decir que habrá una recuperación rápida, pero la realidad es que eso no podrá ser, es imposible”.

    En su opinión, la realidad es que la crisis será más profunda de lo esperado, pues México ya enfrentó una contracción en 2019, otra en 2020 y previsiblemente se registrará otro retroceso en 2021, entonces “no ha habido otro sexenio desde la Gran Depresión con tres años a la baja”.

    Respecto al desempleo, Francisco Suárez explicó que la pérdida de puestos de trabajo muestra lo grave de la crisis, y el Banxico estimó de 1.4 millones de puestos perdidos, pero el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) señaló que en el último mes unos 12 millones de mexicanos quedaron sin empleo, “una cifra terrible y apenas estamos empezando el trimestre tétrico que va a ser abril, mayo y junio”.

    Una alternativa sería el seguro de desempleo, pero las finanzas públicas ahora “no tienen para nada” y la única salida sería recurrir a deuda de manera responsable y con ello proteger a las clases vulnerables.

    El seguro de desempleo deberá “estar acotado y temporal de cuatro meses y dirigido a quienes han perdido el empleo, esto es para los grupos de trabajadores de más bajos o medianos ingresos y que no tienen protección y eso costaría alrededor de 1.0 por ciento del PIB”.

    Añadió que la propuesta para que el gobierno tome deuda es manejable, “es una medida de supervivencia” y se distribuiría 1.0 por ciento del PIB a seguro de desempleo, 1.0 por ciento más a ingreso básico, 2.0 por ciento a inversión productiva y otro 1.0 por ciento para la banca de desarrollo y la política industrial.

    Todo lo anterior, advirtió, es que «no podemos seguir con solo 1.0 por ciento del PIB para atender una crisis de tan grandes dimensiones».





               



    Comentarios
    No hay comentarios en “Recuperación no será rápida y requerirá colocar deuda”

    El área de comentarios esta cerrada.