» Restaurantes en México: “Me aterra pensar lo que vendrá este 2021”

Esta nota fue creada el martes, 19 enero, 2021 a las 19:04 hrs
Sección: Monedero, Principal

“Estamos en el peor momento en todos sentidos, sanitario y económico. Vemos un futuro complicado. Para sobrevivir, dependemos de que los arrendadores nos bajen las rentas y los comensales regresen a consumir”, dice a DW Isidro López, director general de los restaurantes Frutos Prohibidos.

Este lunes (18.01.2021), en la Ciudad de México, algunos restaurantes reabrieron sus puertas bajo el programa Reactivar sin Arriesgar. La condición de reapertura se basa en colocar las mesas en espacios abiertos como terrazas, banquetas, parques cercanos y hasta estacionamientos. Esto se implementó a partir de la presión del sector de restaurantes al gobierno con manifestaciones de cacerolazos, bajo el lema “Abrir o Morir”.

Desde que comenzó la pandemia, en marzo del año pasado, los restaurantes han sufrido grandes pérdidas. Lo que ha generado, hasta el momento, el cierre del 15% de restaurantes en el país, lo que equivale a 90 mil unidades, de las 600 mil que existían antes de la pandemia. Eso representa un golpe para la economía mexicana, ya que este sector empleaba a dos millones de personas de forma directa y a 3,5 millones de forma indirecta, según datos de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac).

El costo de las rentas también golpea a las grandes cadenas que sufren las consecuencias económicas de la pandemia por la falta de comensales.

“Ahora tenemos un 40% menos de nuestro personal. No hemos hecho recortes directos, pero tampoco hemos renovado contratos. Resulta imposible contratar a más personas, ya que las ventas han caído hasta un 70%. Los que siguen trabajando se aferran a su puesto, a pesar de que reciben propinas muy bajas. Nos gustaría dar más bonos, pero las rentas son millonarias y nos consumen. Los créditos bancarios están frenados para nosotros; ya estamos invirtiendo capital de los socios para mantenernos a flote”, agrega Isidro López, que dirige 13 sucursales de restaurantes.

Pocas esperanzas y mucha incertidumbre

Algunos locales se encuentran en áreas turísticas y de recreación, pero otros tantos no cuentan con espacios abiertos, y, lo que es peor, dependen en su totalidad del movimiento de oficinas de la Ciudad de México. “La gente está trabajando de forma remota, hasta que no regresen a su trabajo, no podremos subir las ventas”, dice Pedro Romero, propietario de un restaurante de comida rápida en la zona de edificios corporativos, en entrevista con DW. “Teníamos todas las esperanzas en el plan de vacunación, pero no llegan las vacunas. Me aterra pensar lo que vendrá este 2021”, agrega Romero.

Pequeños empresarios como él no ven un beneficio en la condonación del impuesto sobre nómina que otorgó el gobierno mexicano para ayudar al sector restaurantero, pues al ser micro y pequeños negocios, tratan de subsistir con el menor número de empleados posibles. El mayor reto que enfrentan es aumentar las ventas a domicilio y las opciones de comida para llevar. Para mantener su restaurante abierto, Pedro Romero vendió su auto el año pasado y así pudo solventar los gastos; pero este año no tiene más opciones para rescatar su negocio y conseguir un ingreso básico para sostener a su familia.

Retar al virus para sobrevivir

La Ciudad de México vive la peor crisis sanitaria en el país. Hasta el día de hoy (19.01.2021) registra una sobreocupación en las camas hospitalarias y una falta de oxígeno que ha obligado a las personas que sufren de COVID-19 a peregrinar, durante horas, en busca de atención médica.

Ante un panorama tan desolador para salud y la economía, existen iniciativas ciudadanas para motivar el consumo sin riesgos sanitarios y apoyar así la subsistencia de los comercios locales. “Lo que pedimos a la gente es que compartan en las redes sociales recomendaciones positivas con un mismo hashtag e incentiven el consumo local. Pueden ser restaurantes que no pertenecen a franquicias y que son pequeños negocios del barrio”, comenta a DW Lucía Martínez-Ostos, cofundadora de la empresa http://troquer.com.mx, y creadora de la iniciativa ciudadana #ContagiaAmorLocal.

“Esta idea surgió de la devastación que sufrimos los empresarios en esta pandemia, los restaurantes la pasan mal, pero muchos otros negocios estamos luchando todos los días por sobrevivir. Una simple recomendación en redes puede hacer la diferencia y la venta del día para alguien”, agrega Martínez-Ostos, y asegura que cuando una persona promueve los negocios del barrio, incentiva un círculo virtuoso de la economía que genera ingresos que alimentan a las familias mexicanas.

(dw.com)





           



Comentarios
No hay comentarios en “Restaurantes en México: “Me aterra pensar lo que vendrá este 2021””

El área de comentarios esta cerrada.