» Centro Federal de Conciliación no debe dejarse presionar por sindicatos : Carlos Pavón

Esta nota fue creada el domingo, 30 agosto, 2020 a las 21:21 hrs

El Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral, que empezará a laborar en octubre, debe quedar al margen de presiones de grupos sindicales que pretendan imponerle reglas para ser favorecidos con fallos en la disputa de contratos colectivos de trabajo.

Así lo advirtió Carlos Pavón Campos, presidente de la Unión Nacional de Sindicatos Minero Metalúrgicos y Metal Mecánicos de México (UNASIM), quien agregó que la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje (JFCyA), debe avanzar más rápido en el rezago de un millón de expedientes laborales de todo tipo, algunos con 10 años de antigüedad, que deben resolverse para solucionar peticiones justas de los trabajadores.

El también diputado federal consideró que la eliminación total del rezago de expedientes tardará varios años en cumplirse, pero en octubre la JFCyA ya no deberá recibir más demandas, cuando inicie sus actividades el Centro, de acuerdo a lo estipulado en la nueva reforma laboral.

Expuso que 60 por ciento de las carpetas en la Junta corresponden a empleados del sector público, de más fácil solución y 40 por ciento a trabajadores de empresas privadas.

Destacó que la JFCyA debe solucionar todos los expedientes que tiene acumulados y que no pasarán a los tribunales labores ni al Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral, cuando estos empiecen a operar, de acuerdo con la reforma en la materia aprobada hace un año.

El también secretario general del Sindicato Nacional Minero Metalúrgico Frente indicó que las demandas en la JFCyA provenientes de empresas privadas, son de todo tipo, desde despidos, hasta por falta de pago a trabajadores, por mencionar algunos conceptos.

Explicó que muchas de esos expedientes presentan un rezago de hasta una década, además de las que se acumularon durante la actual contingencia sanitaria, tiempo en el cual estuvieron cerradas las oficinas de la JFCyA, que reinició actividades el pasado 16 de julio.

El dirigente de la UNASIM, agrupación que reúne a 10 sindicatos con una membresía superior a 100 mil trabajadores, señaló que a partir de octubre los tribunales laborales deberán recibir todas las demandas que hasta el momento son turnadas a la JFCyA y una vez que esta concluya con todo su trabajo pendiente, dejará de operar.

El diputado federal destacó que, hasta donde se conoce, el Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral no tiene instalaciones, por lo cual seguramente dispondrá de algunas oficinas con que cuenta la Secretaría del Trabajo, además de las que tienen tribunales estatales, porque esa labor se impulsará en cada entidad federativa.





           



Comentarios
No hay comentarios en “Centro Federal de Conciliación no debe dejarse presionar por sindicatos : Carlos Pavón”

El área de comentarios esta cerrada.