• El tiempo





  • » Medicina tradicional, cómo devolver la salud con prácticas ancestrales

    Esta nota fue creada el sábado, 21 octubre, 2017 a las 22:35 hrs

    Este domingo se celebra en el mundo el Día de la Medicina Tradicional que, de acuerdo con la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), es una serie de técnicas y prácticas que se utilizan desde tiempos ancestrales para devolver la salud a las personas.

    La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró en 1991 al 22 de octubre como el Día Mundial de la Medicina Tradicional, con la finalidad de preservar, impulsar y difundir el conocimiento de tratamientos y prácticas tradicionales.

    La UNAM reconoce a este tipo de prácticas como un recurso de salud para un buen número de personas, aunado a que es uno de los componentes del patrimonio intangible de las culturas del mundo y un factor de identidad de numerosos pueblos del planeta.

    De acuerdo con la Biblioteca Digital de la Medicina Tradicional Mexicana, una plataforma promovida por dicha institución, en México estas prácticas han sufrido transformaciones y en la actualidad interactúan con otros modelos terapéuticos.

    En el país, la medicina tradicional no sólo consiste en el uso de la herbolaria, sino que tiene que ver también con otras prácticas, como ceremonias rituales; así, en el país se tiene cuenta de la existencia de parteras, hueseros, sobadores, sahumadoras, curanderos, graniceros, yerberos y herbolarios.

    Según la plataforma, las parteras son aquellas personas que se dedican a la atención del embarazo y parto de las mujeres, aunque también se enfocan a la cura de algunos otros padecimientos ginecológicos; esta especialidad es practicada por mujeres de edad avanzada, aunque en Oaxaca, la comunidad mixe cuenta con registros de hombres que se dedican a esta práctica.

    En algunas regiones de San Luis, Oaxaca y Puebla, la iniciación de las parteras se da por una señal mediante los sueños; mientras que en otras comunidades, el conocimiento de la partería se transmite de generación en generación y los conocimientos y técnicas se aprenden mediante la observación de la práctica de personas más experimentadas.

    Los hueseros son especialistas en la atención de trastornos del sistema músculo-esquelético, ellos se dedican a tratar fracturas, torceduras y dolores musculares, entre muchas otras afecciones relacionadas. Entre las técnicas que utilizan están la “sobada”, masajes y friegas, así como manipulaciones para “emparejar” o “acomodar” los huesos.

    Aun cuando es difícil establecer las diferencias entre hueseros y sobadores, debido a que las prácticas varían en cada región del país, los sobadores en México son especialistas en atender padecimientos comúnmente conocidos como caída de matriz, caída de mollera, cintura aflojada, empacho, además de que dan masajes prenatales destinados a acomodar al feto en el vientre materno.

    Los sahumadores son aquellos que utilizan una vasija de barro o sahumador, para tratar “malos aires”, calentar el cuerpo de las personas y quitar dolores mediante el humo de plantas o maderas aromáticas, carbón y ocote; además se tiene la creencia de que esta práctica ayuda a eliminar envidias, hechizos y “mal de ojo” y se utiliza en personas, animales y casas.

    La función principal de los graniceros es la de controlar fenómenos meteorológicos, sin embargo, también se les reconocen facultades de curanderos y adivinos, siendo las limpias una de las prácticas más socorridas por estas personas, aunque también se les consulta para tratar afecciones como “mal de aire”.

    Los hierberos son aquellos que utilizan plantas medicinales como recurso principal en sus terapias, sin embargo, es común encontrar que utilizan otras técnicas como aplicación de ventosas, masajes y limpias.

    En la Ciudad de México existe el programa de medicina tradicional y herbolaria que, este año, tanto en casas de medicina tradicional como en diversas jornadas de salud implementadas por la Secretaría de Desarrollo Rural y Equidad para las Comunidades (Sederec) se han atendido a más de 11 mil personas.

    La dependencia, que instauró dicho programa en 2016, integra 31 casas de medicina tradicional, en las cuales se busca fomentar la práctica de diversos métodos de curación lo que a su vez coadyuva en la preservación de la población indígena.

     





               



    Comentarios
    No hay comentarios en “Medicina tradicional, cómo devolver la salud con prácticas ancestrales”

    El área de comentarios esta cerrada.