• El tiempo





  • » Se acabaron los pretextos

    Esta nota fue creada el viernes, 10 agosto, 2012 a las 10:45 hrs

    >Independientemente del fallo que en breve tiene que dar el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), en el PRI ya se alinearon gobernadores y legisladores electos con Enrique Peña Nieto.

    Peña se reunió antier con los gobernadores de su partido y ayer lo hizo con los senadores y diputados electos, una vez que Emilio Gamboa Patrón y Manlio Fabio Beltrones Rivera rindieron protesta como coordinadores parlamentarios de las bancadas tricolores.

    La intención de Peña es que, una vez que el Tribunal califique la elección –no tiene duda de que será a su favor-, desde las Cámaras comience una negociación con los partidos de oposición para impulsar las reformas a las que se comprometió.

    Su equipo –encabezado por Luis Videgaray-, ya trabaja en ello pero no lo han podido hacer abiertamente ni de tiempo completo por la sencilla razón de que ha dedicado buena parte de él a la defensa de las acusaciones que a diario les lanza la coalición de izquierda.

    Y aunque la defensa la ha asumido el PRI como partido, el hecho de que se constantemente se involucre su nombre distrae un tiempo que pudo haberse ocupado en acercamientos con los partidos.

    Lo que parece rescatable de la reunión que sostuvo Peña con diputados y senadores electos, es que éstos se comprometieron a construir y no a imponer las prioridades legislativas, que para este tiempo son de sobra conocidas.

    Así que el PRI no tiene pretexto para cumplir sus ofertas, si como pareció ayer todos están en la posición de impulsar las reformas que nomás no transitaron en este sexenio.

    >El gobernador de Michoacán, Fausto Vallejo, no tendrá dinero el próximo mes para pagar la nómina, a menos que el gobierno federal acuda a su rescate.

    Ya el mandatario michoacano envió a su Congreso una petición para renegociar una deuda de 20,000 millones de pesos que vence antes de que concluya el año y la contratación de nueva deuda por el 5% de esa cantidad, es decir, 1,000 millones de pesos.

    Lo malo es que si el Congreso se tarda en deliberar el asunto y el gobierno federal nomás no quiere o no puede, el estado se puede declarar en quiebra, lo que sin duda arrastraría a otros estados y al país mismo a una situación de inestabilidad económica grave.

    Por cierto, ¿sabe donde anda el ex gobernador Leonel Godoy?

    >Marcelo Ebrard ha guardado un discreto perfil en los últimos días, que ha dedicado a preparar su último informe de actividades y a construir, junto con el jefe de gobierno electo, Miguel Mancera, el presupuesto para el 2013.

    Ebrard tiene prisa por revisar los números que dejará a Mancera pues para nadie es un secreto que ante la reducción de los presupuestos anuales para el DF y el tamaño de las obras que siguen en construcción el gobierno local tuvo que recurrir a la contratación de deuda.

    ¿De cuánto? Se conocerá en los próximos días.





               



    Comentarios
    No hay comentarios en “Se acabaron los pretextos”

    El área de comentarios esta cerrada.